16 mayo 2008

Veinte años tiene mi teletexto


El Teletexto cumple hoy veinte años y cuenta con una audiencia media de tres millones y medio de espectadores diarios. Para que luego digan que la televisión está acabando con el hábito de la lectura… Ni Elsa Pataky con esa edad contaba con tantos adeptos…

Hay quien dice que el Teletexto es el origen de Internet… Pero qué va… Cómo va a ser eso si el Teletexto no tiene porno… ¿Ustedes conocen algún código de tres números a través del cual te aparezca Pamela Anderson en la pantalla?... No, amigo, ese que estás pensando es el Teléfono de la Esperanza y no cuela, ya lo he probado yo…

¿Ustedes han visto los dibujos presuntamente eróticos del Teletexto? Pues eso, que no se conoce todavía caso alguno de pixelfilia… Lo único que tiene el Teletexto son esos cuatro colores básicos que no, no dan como para relacionarlo con Internet. Como mucho, el Teletexto podría pasar como el origen del libro de familia de los Teletubbies…

Una de las cosas más útiles que tiene el Teletexto es el servicio de subtitulado de películas para sordos. En la página 800 más o menos. Mi cuñado lo utiliza a diario. Y no es que sea sordo, no, es que ha descubierto que, de esa manera, puede estar escuchando la radio al mismo tiempo y así se asegura totalmente el no hacerle caso a su mujer. Cuando vas a casa de mi cuñado parece que estás en Las Ramblas de Barcelona: al fondo del pasillo, su mujer con un brazo levantado señalando la puerta de entrada y diciéndole que baje la basura; mientras tanto él, en el sofá, haciendo de estatua viviente... Lo hace tan bien que hasta dan ganas de echarle unas monedas a los pies…

Otra de las ventajas que tiene el Teletexto es que te permite estar informado y, a la vez, te libra de ver los anuncios. Lo malo es que, como la publicidad dura tanto, se han dado casos de gente que se aprendido de memoria todos los textos:

“¿Te has enterado de lo de la subida de la luz?”
“Sí, en el color amarillo”
“¿Estamos hablando de economía o jugando al Trivial?”

“¡Qué fuerte lo de Ronaldinho, no?”
“Sí, en el color rojo”
“¿Tú qué pasa? ¿que vendes La Farola en los semáforos?”

Y luego está el caso de mi cuñado: que todo lo que piensa es verde… Ustedes ya me entienden…

10 comentarios:

Uno dijo...

20 años ya de teletexto, joder, como pasa el tiempo.

El teletexto es un invetillo discreto, tosco, engorroso de uso... pero se le coge cariño.

Estoy absolutamente seguro que algún pixelfílico tiene que haber... si es que sólo hay que ver la foto... ufff, van provocando :-)

Saludos

Mesalina dijo...

Sorpendida me hallo.
Nunca me he "tropezado", ni por error, en tales páginas del teletexto. ¡Lo que se puede hacer con unos cuantos píxeles!
Me encantó la entrada, Sr. Cruz. Enhorabuena.

Ana dijo...

O yo soy muy distraída, o acá no existe el Teletexto... De todos modos, feliz cumpleaños!

PD: sirve para algo?

bornne dijo...

Reconozco que mi relación con el teletexto es poco intensa. Para lo único que lo utilizo es para mirar la hora y para enterarme de la programación.
Un día, en uno de esos largos y aburridos intermedios, probé la 800 de los subtítulos y quité la voz. Descubrí unas cuantas letras pequeñas (que pasan a todo meter) de algún anuncio de esos "el modelo visualizado no se corresponde con el ofertado" que con sonido no me había ni percatado.

A ver si va a tener algo que ver con la lenta evolución del, aquí, protagonista. No sé yo.

Saludos.

Más claro, agua dijo...

Uno, sí que se le coge cariño, sí...

Mesalina: los píxeles dan mucho de sí, ¿verdad? :-)

Ana: tampoco te pierdes mucho, la verdad...

Bornne, ¿serán mensajes subliminales?... ;-)

Luna Carmesi dijo...

Me has desencadenado una conexion mental entre el teletexto y tu cuñado...
Conclusión: Consultaré las noticias en el 20minutos.es... Ya no mas teletexto...

:-O

Luna Carmesi dijo...

En el anterior comentario salia como palabra a verificar suecaa...

¿Tú cuñado lee tu blog?
:-P

Más claro, agua dijo...

Luna, mi cuñado piensa que un blog es uno de esos enanos que salen en "El Señor de los Anillos", no te digo más ;-)

Landahlauts dijo...

Veinte años??
Los que lleva mi cuñada viéndolo una media de 3 horas diarias.

Hay gente pa' to'!!!

Más claro, agua dijo...

Los cuñados... ya se sabe, Landa ;-)