10 julio 2009

LOS CUÑADOS LOS CARGA EL DIABLO. Capítulo 17


“Hola, vecino… ¿Cómo está? ¿Bien?... Me tranquiliza no verle ya en bañador o saliendo a abrirme la puerta montado en piragua…”

“Yo sé que usted, a su edad, ya ha pasado por todo tipo de experiencias traumáticas… Que si la Guerra Civil, que si el hambre de la postguerra, que si Remedios Amaya en Eurovisión, que si la pastillita azul en vez de la del colesterol… Y yo sé que todo eso le ha hecho un hombre fuerte, un hombre que valora los momentos buenos de la vida y que no se deprime ni se enfada ante las pequeñas chinas que el destino nos mete en los zapatos, ¿verdad?...”

“El caso es que… Bueno, usted no tiene familia… Y nunca se ha casado… O sea, que no sabe lo que es un cuñado… Así ha llegado a su edad, claro… El caso es que mi cuñado… Bueno, para qué entrar en detalles, ¿no?... Que si el bidé, que si el televisor de plasma, que si la policía… En fin, mejor se lo ahorro. Algún día me dedicaré a escribir una novela con todas estas cosas y ya se la regalaré para que pueda leer con calma todos los detalles. Y si quiere, se la dedico, faltaría más…”

“¿Nunca le he dicho que es usted mi vecino favorito?... Vale que no hayamos cruzado palabra alguna en los últimos ocho años, justo los que llevo yo viviendo en el piso de arriba, pero igual por eso mismo me cae usted tan bien… Si hubiera usted acudido a alguna reunión de vecinos, aunque sólo hubiera sido a las que celebramos el año que usted era el presidente de la comunidad, pues lo mismo usted habría empezado a caerme tan mal como el resto… Pero no es el caso, no… No sabe usted bien cuánto le aprecio… No sabe usted bien cuánto admiro su prudencia… No sabe usted bien la que está a punto de venírsele encima…“

“En fin, concretando, que tampoco quiero yo robarle su más que valioso tiempo… Que lo que yo venía a decirle, mayormente, es que, encima de ese pedazo de lámpara que nos alumbra y que podría ser preciosa hace sesenta años, se acumulan ahora mismo dos centímetros de altura de agua en una superficie no inferior a ochenta metros cuadrados…”

“Yo no creo que se le vaya a hundir el techo… Pero, claro, tampoco soy un experto en materiales de construcción, para qué le voy a engañar…”

“Voy a interpretar su silencio como una buena señal y voy a dar gracias al cielo de que usted no tenga licencia de armas porque, si le soy sincero, no tenía la absoluta seguridad de que fuera a seguir vivo a estas alturas de la conversación… Pero celebro su calma y su saber estar, aunque yo de usted me preocuparía en ir recopilando baldes porque le van a hacer falta, que usted no sabe la que ha liado mi cuñado ahí arriba…”

“Perdone, joven, pero es que no tengo puesto el sonotone… ¿Qué me ha dicho que vende? ¿Biblias?... Yo es que ya tengo de todo…”

---------------------------

16 comentarios:

moderrunner dijo...

¡Toda esa agua que se va a sobrar¡
Va a darme un cortocircuito. ¡Qué tensión hijo¡
=))

dama boba dijo...

que miedo me está dando esto..

Oyana dijo...

Ahora entiendo por qué me querías enviar a tu cuñado ¿Pero yo que te he hecho?

A veces, para lo que hay que oir, mejor estar sordo ¿no?

Fíjate que a mi no acaba de caerme mal tu cuñado. Yo creo que tiene un puntito...

xx dijo...

¿Sabes si a Rafael le pasa algo ,me extraña que no meta entrada nueva? Besoxx

Más claro, agua dijo...

Moderrunner, alta tensión + agua... No te arriendo las ganancias... :-)

Dama, y esto no ha hecho más que empezar... :-)

Más claro, agua dijo...

Oyana, definitivamente, te lo mando. Con su puntito y todo... :-D

XX, estará en su bar favorito de Piles disfrutando de la vida... O se habrá fugado con Elke... O le habrán secuestrado los niños del campamento de su hija... Besoxxx

Oyana dijo...

Seguro que se ha fugado con Elke

Más claro, agua dijo...

Oyana, seguro :-) ¿Quieres tú fugarte con mi cuñado?... :-D

Food and Drugs dijo...

El viejo es un poco de la misma cuerda del cuñado. ¿No te parece?
;-)

Más claro, agua dijo...

Food, ya veremos en los siguientes capítulos... De momento, la diferencia es que uno es sordo y el otro un pedazo de cafre... :-)

Child in time dijo...

Pues nada, que si ya tiene Biblia dile que se vaya leyendo el capítulo del Diluvio Universal. Para que se vaya enterando de que ha habido tiempos en los que pasaron cosas parecidas, y de que, entonces, ya existían los cuñados.

Más claro, agua dijo...

Child, mejor que se lea la historia del Santo Job y que se arme de paciencia... :-)

Fiebre dijo...

Pues mira.
Si ha pasado de ir a darse "pifostios" en las reuniones vecinales aun siendo presidente...
¡Un monumento a tu vecino YA!!!

Más claro, agua dijo...

Fiebre, todo un crack. Y si sobrevive a la inundación, el monumento lo pago yo :-)

Uno dijo...

Vendele a tu cuñado, que de eso no tiene :-)

Posdata. Joer, con la palabra de verificación: maligno

Más claro, agua dijo...

Uno, hablando de mi cuñado, ¿te extraña la palabra de verificación?... :-)