04 enero 2013

Microrrelatos Express #139 a #147 (Especial Niños)



#139
De los cuatro amigos, sólo uno se atrevió a imitar a Superman. Desde entonces, ninguno de los tres quiere subir a la azotea.


#140 
En la residencia, el anciano se abrazaba a su osito de peluche como queriendo pedir una segunda oportunidad.


 #141
Blancanieves, Cenicienta, Pocahontas, Sirenita, Laura la del tercero izquierda...


 #142
“Yo, cuando sea mayor, seré bombero”, exclamó con un mechero en la mano...


#143 
Los tres pastorcillos nunca confesaron que se les había aparecido la Virgen por miedo al castigo. Tenían prohibido hablar con extraños.


#144
Mató al secuestrador y liberó a los rehenes. Cuando iba a ser condecorado, su madre le gritó desde la cocina. La cena estaba lista.


 #145
Cada año, cuando llegaba el 19 de marzo, en el colegio preparaba un regalo para su tío el cura.


 #146
En el parque gorjea atronador un ejército de palomas hambrientas. Esparcidos por entre los columpios, restos de sangre y ropa infantil...


 #147
Entró al recinto de Eurodisney completamente fascinado. Tanto que ni siquiera advirtió que se dejaba olvidado a su hijo en las taquillas.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo la impresión de que te has salido un poco bastante del guión. "Me se ha quedado un mal cuerpo" - y mira que eso es difícil- que voy a tener que tomarme un acido acetilsalicílico y meterme en la cama.
!!Yo que estaba lista para irme a las REBAJAS!!

Más claro, agua dijo...

Anónimo, es que no me gusta que me escriban los guiones... Para eso estoy yo...

Anónimo dijo...

OJO!! en ningún momento he pensado que tengas guionista alguno ¡¡faltaría más!!. No ves, en eso te doy toda la razón, para eso estás tú (y para algo más, NO?. Pero hoy es de esos días que le ha tocado a las impresiones, y al leer tu mensaje me ha olido un poco a "chamusquina". Es una "crítica-comentario" relizada desde el más tierno cariño que es lo que me inspira la foto (no de la Cruzcampo). Besitos y PAZ a....

Aquello noerayo dijo...

El 19 de marzo es una fecha a la que muchas personas temen.
Consiguió la segunda oportunidad?

Hostal mi loli dijo...


Que bueno relatos, me los llevo al Nido para que los disfruten. Felices Reyes y año, y todo. Besos.

Más claro, agua dijo...

Aquello, tratándose de un relato sólo cabría añadir: "Continuará"... ;-)

Loli, por un feliz Nido en 2013!!! Besos!

d:D´ dijo...

Brutales todos, incluso verídicos, paranormales, para lelos, para mí.
Una persona mayor, tres veces niño. Es lo que se solía decir cuando éramos pequeños; de todos el más creíble de estos relatos tuyos. Aunque los demás sean increíbles, le andan a la zaga en posibles realismos...Esos pastorcillos y sus enfermedades psíquicas siempre me dieron mucha lástima; aunque bien pensado podrían ser unos verdaderos hijos de…Siempre gritando qué viene el lobo y llegada la verdad nadie los cree. Cuánto insensato, algún día los visitarán de otros planetas y les aplicarán las nuevas leyes de extranjería en patera sideral, aunque vinieran deshidratados y con niños cabezones de ojos saltones.
Tuve un amigo en la pandilla de pequeño… Hubo un día en que nos gustó mucho aquel disco de Genesis titulado "entonces fueron tres", sonaba bien y él tocaba muy bien la flauta... Siempre nos hacía reír como descosidos con sus extrañas cometas. Un día probó una inmensa y le ayudamos a subirla al tejado, había galerna. No lo volvimos a ver; algunos dicen que vive en NY con una madura que le pagó la carrera; ahora suele exponer su obra en Tokio...
Lo que son las cosas de la vida y las vueltas que da este mundo sin marearse aunque los políticos sean vomitivos. Por fin alguien descubre que ellos podrían haber sido hijos de aquel día, al que todos llamaban tío.
Ahora entiendo su mala educación, su soberbia y cuanta mentira dicen en sus mítines. ¿Pero, lo habrán entendido sus electores directos y los cambiachaquetas resentidos?
Siempre me gustaron las muñecas de Laura, y su madre.
Cómo en la policía, las oposiciones se hacían primero para las pandillas del barrio cercano al ayuntamiento. Esos bomberos siempre tan calientes, con sus calendarios de papel por si no hubiera yesca.
Unos buenos guisos transportan aromas narcolépticos capaces de embriagar al más cabal.
Son una plaga y alguna vez será una realidad;luego lo de siempre, la alcaldesa se lava las manos.
Son cómo niños y pierden la cabeza al ver a Walter...poco les falta para alzar la mano y con la baba en la comisura labial, y a ellas.
Son geniales y, posiblemente, como los mitos, encierren una realidad palpable.
Felices "reises"
Breves saludos.
Deica

d:D´ dijo...

Eso...
Saludos

Más claro, agua dijo...

d:D, pedazo de reseña que te has marcado :-) Muchas gracias! ;-)