02 julio 2008

Según unos científicos norteamericanos, la decisión de votar en unas elecciones tiene raíces genéticas

12 comentarios:

Marta Arrufat dijo...

Si, claro, mejor no hacerle muho caso a los americanos... mejor no.

Breuil dijo...

La investigación genética está llegando a conclusiones cada vez más perversas. . :P

bornne dijo...

Entonces, si un año decido votar y otro no, ¿qué les pasa a mis genes?

Saludos.

Merce dijo...

Yo no sé si sería mejor que dejaran de investigar...

Más claro, agua dijo...

Marta, lo que no inventen ellos...

Breuil, lo perverso está en la mente de los propios americanos...

Bornne, que te están pidiendo a gritos una terapia en Estados Unidos...

Merce, va a ser que sí... :-)

Ana dijo...

Ahora entiendo tantas cosas... voy a estudiar mi árbol genealógico.

Landahlauts dijo...

Y si yo sólo dejé de votar en el referendo de la consti europea???

Eso tiene tratamiento?

Y los americanos? Tienen tratamiento los americanos???

Food and Drugs dijo...

Aaarg. Puñetazo a la vista me he llevao!

Uno dijo...

Es lógico si tienen relaciones carnales un votante compulsivo y una abstencionista de toda la vida... y nace un niño está claro que será un indeciso. Uno de esos que decide quien gobierna.

Saludos

P.D. Que mayor se ve al tío Paco, la democracia le sienta muy mal.

Luna Carmesi dijo...

¿A quién votan esos cientificos?


uuuuyuyuyuyuy... cuidadin...


:-P

Los pasos que no doy dijo...

Guapísima Su Excelencia en esa foto

Más claro, agua dijo...

Ana, ten cuidado, hay cosas que es mejor no saber...

Landa, eso puede ser una bajada de tensión testicular pasajera. Lo de los americanos... en fin... ;-)

Food, tranquilo, todo es producto de tu imaginación ;-)

Uno, el indeciso ¿nace con un sólo testículo? :-)

Luna, no votan: son impotentes :-)

Los pasos, sí, digna de un cartel del Orgullo Gay :-)