26 junio 2009

LOS CUÑADOS LOS CARGA EL DIABLO. Capítulo 15


Quedarte sin tabaco es un inconveniente grave para uno y para los que le rodean. Esto no lo dicen las cajetillas, pero es así. Tan grave para la salud es ser un fumador pasivo tipo 1 (el que se traga el humo de los demás) como un fumador pasivo tipo 2 (el que no fuma porque no tiene tabaco, se sube por las paredes y la paga con el que tiene más cerca).

Sin embargo, estar sin cuñado, aunque sea él el culpable de que tú estés sin tabaco, supera en beneficios a cualquier tipo de terapia antiestrés que puedan aplicarte en un balneario con barra libre y música chill out por todas sus dependencias.

Miras a tu alrededor y el apartamento parece más grande y luminoso... El ruido de las obras del edificio en construcción de enfrente, ese proyecto de torre que se ha llevado dos años para levantar tres míseras alturas, tampoco parece que moleste tanto… Las caras de Bélmez del techo del cuarto de baño siguen pareciendo caras de Bélmez, y no humedades producidas por el mal estado de las cañerías, como se empeñan en afirmar tus suegros aludiendo a tu dejadez en los cuidados de “la casa de su hija”… Hasta tus suegros, los culpables de que tu cuñado campe a sus anchas por este mundo, no parecen un objetivo prioritario para ser denunciados ante la ONU por crímenes contra la Humanidad… Incluso, aunque de una hora intempestiva se tratara (la de la siesta, sin ir más lejos), te levantarías gustoso del sofá para responder a la llamada del portero automático y le abrirías amablemente la puerta al repartidor de publicidad sin hacer referencia vejatoria alguna a la persona que le trajo a este mundo…

Miras fijamente a tu biblioteca y sonríes. Es el momento ideal para sacar de su escondite la botella de ron Pálido Gran Reserva. Allí, entre libros, es el único lugar de la casa donde tu cuñado jamás la buscaría… Ni siquiera se acercaría... Y no es que sea alérgico al polvo acumulado en las estanterías (más bien al contrario, él tiene la misma estructura mental que un ácaro), sino que huye literalmente de todo aquello que tenga más de cuatro páginas impresas sin dibujos o fotografías. Con decirte que le expulsaron de monaguillo por negarse a leer el Nuevo Testamento… Y eso que tenía el vino gratis y bien a mano…

La botella aguarda a ser rescatada detrás de los diez tomos de la enciclopedia “Patrimonio Mundial de la Humanidad”. ¿Dónde iba a estar mejor que entre sus congéneres?... Y, además, ¿qué otro uso se te ocurre que se le podría dar a una enciclopedia tan absurda?... Mira que yo lo dejé bien clarito en la lista de bodas del Cortinglés: “para el novio, cualquier botella de vino cuyo precio supere los doce euros. El número de botellas, según lo que te quieras gastar”. Pues nada, ya tuvo que salir el primo lejano de tu mujer diciendo que en su pueblo no hay Cortinglés y que, en vez de desplazarse hasta Gijón, que le queda a poco más de veinte kilómetros, prefiere atravesar la península cargando con la enciclopedia…

Es igual. El líquido elemento se deslizará por el vaso acariciando el cristal… El cubito de hielo (como me haya dejado sin hielo, lo mato) flotará alegre sobre un mar en calma de color madera… En el paladar se preparará por todo lo alto una fiesta de bienvenida al amigo Pálido… Nada hará que se rompa la magia de este momento… ¿Nada?...

-------------

8 comentarios:

67daniel dijo...

Feliz cumpledías, caballero Cruz.

Hoy también estoy de acuerdo contigo. El mejor rincón de la casa para esconder artículos de "necesidad": detrás de los libros "hintelijentes".

Un fuerte abrazo atlántico, nuevo hombre y nuevo.

Daniel.

Lombilla dijo...

Todo concuerda: tu cuñado hace honor a su nombre. Cuñado viene de "cuñar" que significa "acuñar". Pues bien, él, pobrecito mío, hace monedas... a tu costa; ora con los sablazos que te pega, ora con el dinero que se ahorra al quitarte a ti el tabaco y la bebida. Itém mas:la tercera acepción de "acuñar" es: "Dar forma a expresiones o conceptos, especialmente cuando logran difusión o permanencia. Acuñar una palabra, un lema, una máxima". Todo concuerda (¡Oh, divino Lázaro Carreter!): tu cuñado ha conseguido que tú acuñes esa máxima que intitula tu obra:"Los cuñados los carga el diablo" (y esa otra menos publicable que sueles decir por los bares del puerto al anochecer cuando, desnudo de cintura para abajo, ahogas tus penas en alcohol: "Los cuñados son unos hijosdelagranputa"). O sea, que el cabrón de tu cuñado (ya ves que me solidarizo con tu dolor) no es más que un simple participio,una forma "no personal" del verbo... ¿Y? Ah, pues no sé, eso a lo mejor te sirve para algo... O no, claro.
Besos

Landahlauts dijo...

No son las once de la mañana... pero no lo puedo evitar después de leerte. Voy a echarme un Montero ahora mismo.

Felicidades

Ana dijo...

Feliz cumpleaños!!!!!!!!!!

Y no quiero ser aguafiestas, pero no te fíes de esa aparente tranquilidad...

Food and Drugs dijo...

Seguro que la saboreas como si fuera la última (la copa de ron), antes de que tu cuñado (el si que es un cara de Bélmez) de con el escondrijo.

;-)

Anabel dijo...

Feliz Cumpleaños!!!!!!!!!!!!!!un beso enorme

Más claro, agua dijo...

Daniel, si dice "Patrimonio de la Humanidad", ¿dónde mejor va a estar el ron?... Pues eso... ;-)

Lombilla, me has abierto los ojos (pero no me has limpiado las legañas). La única duda que me queda es si me cargo a mi cuñado con pistola o con cuchillo jamonero... ;-)

Landa, seguro que te sienta bien. Montero es bueno en el mundo entero... ;-)

Más claro, agua dijo...

Ana, muchas gracias!!! Y no, no me fío: sólo es calma aparente. Y depués de la calma siempre llega la tormenta... ;-)

Food, teniendo cuñado siempre tienes que pensar que cualquier copa puede ser la última ;-)

Anabel, muchísimas gracias. Otro tan grande para ti!!! ;-)