31 agosto 2009

Las campanadas de Fin de Año


Todos los años se repite el mismo ritual… Esta noche volverán a sonar las doce campanadas anunciando el nuevo año laboral…

Primero sonarán los cuartos. Tienes que estar atento, porque es más que posible que el llanto por tener que volver al trabajo te impida escucharlos con claridad…

Después, sonarán impasibles las doce campanadas. Como una cuenta atrás que te arrastra irremediablemente hacia la desgracia…:

DOCE: Mañana madrugas, so capullo…

ONCE: No podrás ponerte las bermudas y las chanclas para ir a la oficina…

DIEZ: Desayunarás sin vistas al mar…

NUEVE: Tu mesa de trabajo estará llena de informes pendientes…

OCHO: Tardarás una hora en recordar la clave para acceder al disco duro de tu ordenador…

SIETE: Humillado, llamarás al Departamento de Informática para que te den una nueva clave…

SEIS: Tu buzón de entrada de correo electrónico estará saturado de spams…

CINCO: Te extrañará que el reloj no avance a la misma velocidad que en agosto…

CUATRO: A tu alrededor, todo el mundo ya habrá puesto sus horrendas fotografías del verano como fondo de pantalla…

TRES: El securata te recordará que está prohibido jugar a las palas en los pasillos…

DOS: Comprobarás que la máquina de café no ofrece la opción de “chorrito de ron”…

UNO: Nadie te preguntará “¿En qué chiringuito comemos hoy?”…

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

13 comentarios:

Edurne dijo...

Pues Feliz Año Nuevo!
Mañana, mañananananana mañana, mañanaaaaaaaaaa!
Y el que no se consuela es porque no quiere!

Palabra de verificación: "tyrisesi", tiene gracia, no? ja, ja, ja!

Belén dijo...

Lo mejor es no ir de vacas, así se acabó lo de la depresion post vacacional

Besicos

Víctor dijo...

Buen regreso a la rutina. Yo también empiezo mañana.

Saludos lelos!!!

lunatica dijo...

Bienvenido de vuelta a la realidad.
Te dire que la numero 8, me pasa seguido, con vacaciones o no ja ja.

Food and Drugs dijo...

No suele pasarme eso de que se me atraganten todas - ¡TODAS! - las uvas.
Bienvenido al inmundo mundo laboral
:-)

Miguel Baquero dijo...

Hola, cuñao, ya he vuelto de vacaciones y me he pasado un rato descojonándome con tu diccionario del verano. Me cago en la mar, cómo he podido estar un mes sin eso. Tenías que haberlo sacado en junio o julio para que lo pudiéramos imprimir, encuadernas y reírnos sin prisas debajo de una sombrilla. En serio, buenísimo.

Más claro, agua dijo...

Edurne, el que no se consuela es que seguro que se guardado unos días para disfrutarlos en septiembre y restregárnoslo por la cara... ;-)

Belén, no sé yo... ;-) Besicos

Víctor, la ru(t)ina ya está afilándose los colmillos para clavárnoslos mañana... :-)

Más claro, agua dijo...

Lunática, como diría Serrat: nunca es triste la realidad, lo que no tiene es remedio... ;-)

Food, a mí se me atragantan todas y me sientan como si fueran caducadas... ;-)

Cuñado Miguel, yo sí que me he reído estos días pasados con el Martín Pijo y con los diez cuentos mal contados!!! ;-)

Rosa Cáceres dijo...

Jajaja ¡Vamos todos en el mismo barco!
Mal de muchos...consuelo de TODOS.
¿A que anima no ser el único pringaíllo del mundo?

Más claro, agua dijo...

Rosa, mal de muchos, pandemia... Y no, no anima, jejeje... :-)

Anabel dijo...

Menos mal que aqui no se lleva eso de las campanadas, ni la puerta del sol, ni la playa...pero ahora que pienso...TAMPOCO las vacacionesssssss!!!!!!!

Que os sea leve la vuelta a todos!!! ya os lo contare dentro de 22 DIAS DESDE EL CHIRINGUITO!!!

uuiiiixxxx
Un beso Edu

Uno dijo...

Espero que haya sido sido una vuelta suave.

Yo de la vuelta lo que odío es tener que contar que he hecho o donde he ido a todo el que lo pregunta, alguno hasta varias veces en disitintos momentos. Soy soso, pero es que no me gustan las reiteraciones :-)

Más claro, agua dijo...

Anabel, qué largos se te van a hacer esos 22 días... :-)

Uno, haz lo que yo: invéntate tus vacaciones, a cada uno le cuentas una cosa diferente y así, por lo menos, se te hace menos aburrido ;-)