12 marzo 2010

Hoy la sombra del ciprés es más alargada que nunca


Cada mañana, para llegar al trabajo, salgo del Metro y atravieso un parque. Voy escuchando la radio a través de mis auriculares… Esta mañana, precisamente en el parque, he escuchado la noticia de la muerte de Miguel Delibes. Y he parado mi camino. Me he sentado en un banco y, mientras las palmeras, los tilos y los ancianos con perros iban justificando la existencia de aquel espacio público, me he puesto a recordar…

…Recuerdo cuando, siendo un crío, leí “Un mundo que agoniza”, un ensayo basado en su discurso de ingreso en la Real Academia Española. Con él tomé conciencia de la importancia de amar la naturaleza, de cuidar del medio ambiente…

…Recuerdo que luego leí “El camino”, “Diario de un cazador”, “Diario de un emigrante”, “Las ratas”, “El disputado voto del señor Cayo”… Con ellos también aprendí a amar la literatura…

…Recuerdo que apuntaba en un cuaderno todas las palabras de las que desconocía su significado y luego las buscaba en el diccionario…

…Recuerdo que, muchos años después, tuve la suerte de poder escribir, para una revista norteamericana, una reseña de su libro “USA y yo” con motivo de la celebración del trigésimo aniversario de su publicación…

…Recuerdo que le envié el artículo publicado con una breve nota confesando mi admiración por él…

…Recuerdo que, a los pocos días, recibí cumplida respuesta escrita de su puño y letra. Recuerdo que me agradecía el detalle, decía que le había gustado mucho y que estaba muy bien escrito. Quizás fuera una simple fórmula protocolaria, pero todavía guardo aquel tarjetón como el deportista conserva su medalla de oro en unos juegos olímpicos…

…Hoy he llegado tarde al trabajo…

Perdonen la tristeza… Pero los payasos, de vez en cuando, también necesitamos llorar.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Te acompaño en el sentimiento. Un beso.Loli.

cabopá dijo...

No se pide perdón por llorar amigo las lágrimas son agua,más claro,no?
Se ha ido un hombre sencillo,un buen maestro de las palabras.......
Besicos.

mari luz dijo...

vaya............chiquito.........eso mismo me paso cuando murio....gloria fuertes............

es la mujer que me hizo reir y soñar en mi infancia........me hizo feliz con sus rimas y sus cuentos.......todavia la recuerdo.....y para mi era como mi heroe.......yo queria ser como ella escritora porque en aquella epoca las mujeres solo podian estar calladas en sus casas pero ella con la voz bien alta nos contaba esas historias tan variadas y graciosas..........

todavia la recuerdo......aquella mujer poco agraciada pero con una gracia que ya la quisiera yo...

siempre me decia yo de mayor quiero ser como ella.........un poquillo si que lo consegui cuando me publicaron algunas cartas en un periodico...en cartas al director.... y me animaba la gente a que siguiera con mis cartas tipo protesta..pero con ironia y gracia........jajajjajja...

ha sido una de las cosas mas bonitas que he hecho en toda mi vida.........aunque la mas bonita son mis hijas.........

asi que, aki queda esto para el que lo quiera leer.......animo todos los dias nace una alegria en nuestras vidas........un abrazo de osezna...aio

Food and Drugs dijo...

Un escritor que enriqueció nuestra cultura con su genio inconmensurable.
Sus radiografías de la España profunda, quiero creer yo, sirvieron para diagnosticar y cuando menos mitigar muchos de los males que todavía hoy nos aquejan.
Donde esté ahora, espero que se le reciba con todos los honores.
:-I

Edurne dijo...

Yo también llevo dos días acongojadita perdía!
Le admiro profundamente, desde siempre y con él también he aprendido a amar muchas de las pequeñas cosas que nos rodean, a amar la literatura,la grande y sencilla...

Child in time dijo...

Siempre hay razón para una sonrisa, amigo Eduardo. Gracias a que el maestro ha cambiado de hotel; hoy, en algún lugar del universo, están de suerte.