19 octubre 2006

Piensa en verde y no te canses


El barrio rojo de Ámsterdam ha cambiado temporalmente de color y, como si del personaje principal de “Zelig” se tratara, ha adoptado el cromatismo de la mente de sus más asiduos visitantes.

Lo que en un principio podría parecer un curioso fenómeno paranormal, ha resultado ser definitivamente una campaña de Greenpeace para llamar la atención sobre la necesidad de ahorrar energía.

Suponemos que la actuación iría acompañada del reparto de unos folletos explicativos donde se detallaran cuáles son las posturas sexuales en las que menos energía se consume…

Gracias a esta original acción, la organización ecologista ha duplicado en tan sólo dos días su número de activistas voluntarios para este tipo de campañas. “Ya nadie quiere montarse en el Rainbow Warrior, todos quieren ir a Ámsterdam”, declaran sorprendidos los responsables ecologistas…

3 comentarios:

Landahlauts dijo...

Y la campaña... ¿la patrocina Heineken?... lo digo por el color, se lo han puesto a huevo.

Más claro, agua dijo...

No lo he podido confirmar, pero una cervecita después de... sí apetece ¿verdad? Para recuperar energías, digo...

el gordo de utrera dijo...

Esto está bien: que Greenpeace se preocupe de las focas... y de las delgadas :-)