12 abril 2007

Mira mi pecho tatuado

El marido de Victoria Beckham, a quien algunos atribuyen la profesión de futbolista, se ha hecho grabar en la piel su enésimo tatuaje. De seguir a este ritmo, el Real Madrid habrá perdido a un galáctico pero, a cambio, habrá ganado a un pitufo.

El tatuaje en sí incluye el dicho romano “Dejad que odien mientras teman”. ¿Se referirá al Barcelona o a los aficionados de su propio equipo?... El caso es que el maestro tatuador tardó la friolera de seis horas en terminar su trabajo… ¡Seis horas!... Para mí que tenía dudas de si “odien” se escribía con o sin hache y se fue a Roma a preguntarle al autor del dicho…

Además de este último, Beckham tiene tatuado el nombre de su esposa: VIHCTORIA. Sí, sí, con hache. El maestro tatuador le dijo que era el nombre escrito en indio, pero yo ya tengo bastante claro que este hombre tiene serios encontronazos con la ortografía y que le soltó lo del idioma indio porque aún no se ha inventado el tipex para tatuajes.

Y ya puestos, también se tatuó en su día los nombres de sus tres hijos. Cuando le piden el libro de familia se pone en pelotas… Y tiene suerte de no apellidarse Ruiz Mateos… La espalda le iba a parecer las Páginas Amarillas…

Quizás haya quien piense con todo esto que estoy en contra de los tatuajes… Nada más lejos de la realidad… Como suele decirse, tengo muchos amigos con tatuajes… Concretamente uno de ellos, el Anfetas (su padre tenía una farmacia y él la llave de los cajones), en vez de hacerse las clásicas chuletas antes de los exámenes, se tatuaba las respuestas en los brazos. “Por si suspendo y tengo que repetir curso”, decía con un optimismo que nunca he llegado a entender. Ahora trabaja de stripper en una Biblioteca…

También estaba Almudena Rubio, que era morena y le decíamos que tenía el apellido de bote. Se tatuó el nombre de su primer novio en la espalda: FULGENCIO. Y cuando cortaron, al cabo de dos meses, tuvo que buscarse nuevos novios que se llamaran igual para no tener que dar explicaciones… Sigue soltera…

Por eso, si te quieres tatuar, lo mejor es que recurras al clásico “Amor de Madre”, que madre no hay más que una… y amor se escribe sin hache.

8 comentarios:

Landahlauts dijo...

El "nasí pa sufrí" muy socorrido también... además encierra una filosofía de vida, casi.

Más claro, agua dijo...

A mí me gusta más el del chiste: "Resopla". Y cuando crece, "Recuerdo del viaje que hicimos a Constantinopla" :-)

Sometimes Inviting Eyes dijo...

"A quien algunos atribuyen la profesión de futbolista" jaja Qué bueno. Pues sí, el Beckham éste ya no sabe que inventar... que diría mi abuela. A la de Fulgencio, consolar con que podría ser peor... que un compañero de colegio portaba tan orgulloso nombre y cuando le preguntabas te decía resuelto: "Me llamo Flugencio, pero me llaman Flugen..." y con 13 años igual seguía. Me acaban de asaltar dudas ¿seguirá igual? :P

cruzcampero dijo...

Ese quiero yo para mi brazo izquierdo.
Llegué a ver uno que rezaba lo sieguiente: Madre yo nací para sufrir.
Cre que es una mezcla de amor de madre y nacido para sufrir.
Otro que me gusta mucho es el de los cinco puntitos en la piel de la mano que uneel dedo índice con el pulgar, gran tatuaje.

Checha dijo...

Yo tengo uno en la espalda, recuerdo que cuando me lo hice me la pasaba contorsionandome frente al espejo para vermelo. Terminé sacandome una foto y viendolo ahí.

Más claro, agua dijo...

Sometimes: "Flugen" parece más una marca de matamosquitos, ¿no? Hay padres que no miden sus actos :-)

Cruzcampero: según tengo entendido, el de los cinco puntitos que dice significa que has pasado por la trena...

Checha: seguro que tu cuello te agradeció la idea de hacerte la foto :-)

polipa dijo...

pues a mi me parece que lo de los tatuajes es una chorrada, verás cuando al Beckham se le empiece arrugar todo, va a parecer una pasa de corinto, qué repelús

Más claro, agua dijo...

Pues no te digo nada de lo que le va a pasar a su mujer cuando le caduquen todos los botox y liftings varios que se ha 'echao' pal cuerpo...