09 mayo 2011

Microrrelato Express #94


Mary Sweet aflojó las tuercas de la silla de ruedas de su, horas más tarde, difunto marido. Sucedió en un barrio alto de San Francisco.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Mary Sweet olvidó que el amor habitó su casa, que desayunó más de una mañana junto a ella y que dejó de tratarlo por pura rutina hace muchos años. Una vez olvidado, Mary Sweet, se dio a la bebida: primero fueron los botellines de Cruzcampo, luego el coñac y por último Pipermín con ginebra. Lo que pasó con su marido es de todos conocido, Descanse en Paz. (A. Jarraquemada).

Anita Noire dijo...

Espero que Mary Sweet no olvidara atarle la burbujita a su esposo aunque tal vez una ingesta desmedida de alcoholes varios hizo que se colocara ella la burbujita y los manguitos y saliera a bailar salsa mientras su esposo se despeñaba. Cosas de la vida :)

Merce dijo...

Que parezca un accidente: ¡cómo debe ser!

Hostal mi loli dijo...

No des ideas ,que seguramente aumentara la tasa de mortalidad por accidentes de circulación.Microbesos.

Miguel Baquero dijo...

Pero igual bajó por la colina a toda velocidad, luego subió por la de enfrente pero sin llegar a salirse, bajó, subió, bajó, subió, cada vez más a menos velocidad, bajó y subió unas cuentas veces más y al final se quedó estancado en el centro, indemne.

Esas cosas suelen ocurrir mucho en San Francisco ;-), te lo digo yo.

Dyhego dijo...

MÁS CLARO.
¡Cuando abrieron el testamento, la señora se encontró con que todo se lo había dejado a la chica de la farmacia!
Salu2

Food and Drugs dijo...

Algunos aseguran haberlo visto cruzar el Golden gate a 200 por hora y detenerse sano y salvo en la otra orilla. Pero son los mismos que juran haber visto al Bigfoot.
;-)

Más claro, agua dijo...

Antes que nada, amigos, gracias por mantener vivo y lleno de risas este blog durante la pasada semana de Feria.


Cualquier día de estos, os traspaso el blog para que lo hagais vosotros, que os sale muy bien :-)))

Y, sin más demora, vamos al lío:

Jarra, la mejor noticia es la existencia de Cruzcampo en San Francisco :-)

Anita, todo es posible en América... :-)

Merce, un clásico, ya ves :-)

Más claro, agua dijo...

Loli, no doy ideas: son humildes sugerencias... :-)

Miguel, como gran conocedor que eres de la realidad sociológica de San Francisco, te pregunto: ¿qué prefieres? ¿Asís o California?...

Dyhego, ah, traidor! :-)

Food, son los más creíbles de todo USA, no lo dudes... ;-)