03 octubre 2008

Su trasero me suena, señorita


El reino animal no deja nunca de sorprendernos. Y no me refiero a la nueva edición de Gran Hermano, sino a un estudio realizado recientemente con monos. Concretamente, chimpancés de la familia “Pan Troglodytes”, que en castellano quiere decir “pan duro, del día anterior”…

El experimento ha demostrado que los chimpancés son capaces de reconocer a sus conocidos y familiares tanto por la cara como por el trasero… Como lo oyen… No sé si extrañarme más por el resultado o por el experimento en sí… Al menos, no han utilizado seres humanos… Estoy convencido de que si una persona se pone a identificar a sus conocidos por el trasero no acaba en las páginas del National Geographic, sino en el traumatólogo…

Por lo que hemos podido leer, los chimpancés demostraron una gran habilidad en descubrir la identidad sexual de sus semejantes viendo tan sólo algunos detalles de sus caras. ¡Qué habilidad! ¡Qué agudeza! ¡No me extraña en absoluto que hayan podido llegar a la presidencia de los Estados Unidos!... Y si no, venga, hagan la prueba… Si a usted le ponen delante de los ojos una fotografía de Carmen de Mairena o de Amor, la de Gran Hermano, y le preguntan por la identidad sexual de esos personajes, ¿qué responde? ¿eh?... No le queda más remedio que pedir el comodín de la llamada… De la llamada a Radio Taxi para salir corriendo…

Dice el estudio que esta habilidad de distinguir rápidamente a los compañeros “es de gran utilidad para saber si se trata de un rival o de un colega”… Hombre, depende… Si yo le miro el trasero a Jennifer López (déjenme soñar, que es viernes), no tengo ninguna duda de que lo que más deseo es que se convierta en mi colega… Sin embargo, si la que lo mira es mi vecina, no podrá verla más que como una rival (ella es que sueña con triunfar algún día en Hollywood, a pesar de sus setenta y cuatro años…) Por otro lado, si cuatro personas se bajan los pantalones hasta las rodillas a la vez, eso son colegas. Unos cafres, pero colegas… Ahora, que si eres tú el destinatario de ese gesto, no puedes verlos más que como rivales. Bueno, y como una panda de cabrones, con perdón…

Habrá que esperar un tiempo hasta que publiquen las conclusiones definitivas del estudio porque, de momento, no le veo yo la utilidad. Vale que los investigadores habrán hecho unas risas poniendo en pompa a unos inocentes monos y acercándoles la nariz a otros… Vale que los chimpancés más avispados se lo habrán pasado de lo lindo si les ha tocado en suerte contemplar el trasero de un semejante del sexo opuesto… Vale… Pero ¿cómo les contamos ahora a nuestros hijos que a las personas hay que conocerlas y valorarlas por su interior? ¿Cómo les convencemos de que enseñar el culo a sus colegas no es algo científico sino una falta de educación? Y, sobre todo, ¿cómo me quito yo ahora de la cabeza la imagen del trasero de Jennifer López?... En fin, la ciencia, que la carga el diablo…

19 comentarios:

Merce dijo...

Qué aburridos están algunos de verdad...

El culo de la Jenny, no es excesivo???

Marta Arrufat dijo...

Hya hombres que son más chimpancés que los chimpancés... así que no me sorpresde nada lo que cuentas. Diosss.. si Darwin levantara la cabeza!!

Rodavlas dijo...

Que fuerte... el reino animal nos sorprende cada vez mas¡¡

Feliz fin de semana¡

Marta Arrufat dijo...

Lo siento, he escrito muy rápido, aviso para evitar confusiones... ;-)

Más claro, agua dijo...

Merce, yo diría que más bien sex-cesivo... :-)

Marta, lo mismo a Darwin le daba también por hacerles un calvo a los científicos :-)

Rodavlas, el reino animal ¡ese gran desconocido! :-)

Marta, lo que hay que evitar son las infusiones y beber más cerveza, que sí que es realmente diurética :-)

smalldragon dijo...

El culo de Jenny es inconfudible o Dios estoy más cerca del chimpace de lo que creía, menos mal que ya es viernes

Más claro, agua dijo...

Smalldragon, no le enseñes el culo al chimpancé, no sea que te vea como un rival... (o como un colega, que no sé qué es peor ;-)

Ana dijo...

Hay culos más bonitos que el de Jennifer Lopez che!!!

Food and Drugs dijo...

El tema de los traseros no es una ciencia, sino más bien una cienciología, esto es, una religión. Este mismo viernes a la noche los bares y pubs de marcha se llenarán de fieles ansiosos por adorar, venerar y si es posible entrar en comunión con las nalgas más celestiales del sexo opuesto.
Y luego vienen las estampidas...
;-)
Saludos, buen finish of week

Abstemio dijo...

¡Hominini! ¡Iwazaru, Kikazaru y Mizaru! ¿Han sido ellos los elegidos para el estudio? ¡No saben nada los científicos! Como no pueden hablar, oír ni ver...
¡Menudo "reconocimiento" le está haciendo "Kika" a "Iwa"! Y sin rechistar. "Mi" no quiere ni ver en qué posición le va a tocar.

Manolo dijo...

Si tuviera el culo de Jennifer López, tomaría como un piropo que me llamaran cara culo, y estaría feliz si todo me fuera de culo.

:-)

Sí, se nota que ya es viernes...

Feliz finde!!!!

Un saludo

Sintagma in Blue dijo...

Y los gatos y muchos otros mamíferos, pero en nuestro caso, me da a mí que no, eh. (o seré yo la rara?)

danitomc dijo...

Y donde dices que hay que apuntarse para hacer esa investigación consistente en ver culos del sexo opuesto?

oyana dijo...

Cómo me he reído, Más Claro. Ahora entiendo el dicho aquel de que a partir de los 45 has de elegir entre la cara y culo (por si no lo conoces, es algo que nos dicen a las mujeres -como no-. Si engordas, se te pone el culo gordo, pero, si estás muy delgada, te salen arrugas y se te estropea la cara.) Yo siempre elijo la car, porque, aunque se me arrugue, lo del culo monumental y celulítico, me horroriza. Si nos conocieran por el trasero, si nuestro trasera fuera nuestra carta de presentación, creo que nos ahorraríamos una pasta en cremas.

Un beso

Flipo en octarino dijo...

Me parece a mi que la evolución del hombre (humano) no va al mismo ritmo que la evolución del euribor, puesto que creo que como los chimpancés nosotros también nos reconocemos por la cara y por el trasero... ¿Será que la mayoría vamos de culo????

Uno dijo...

Pues yo creo totalmente en la validez del experimento.

Me ocurrió una cosa curiosa.

Gracias al ejercito estuve un año alejado de la Universidad. Cuando volví y me fui a matricular vi un culo embutido en unos vaqueros azules que me resulto familiar. Al instante recordé la cara de su dueña, puede cercionarme que estaba en lo cierto.
Lo curioso es que era una chica con la que no había compartido nunca clase, sólo la tenía vista de vez en cuando al cruzarnos por los pasillos.

Saludos

Más claro, agua dijo...

Ana, doy fe :-)

Food, estampidas o estampadas en la cara, según el descaro... ;-)

bstemio, la ciencia es ciega... ;-)

Manolo, todo el mundo querría besarte en la cara... :-)

Sintagma, el raro es el ser humano en general ;-)

Danitomc, llevo todo el fin de semana preguntando lo mismo :-)

Oyana, con expresiones machistas como esas sí que vamos de culo... ;-)

Flipo, es el euríbor el que nos lleva de culo :-)

Uno, bonito regreso de la mili, sí :-)

Breuil dijo...

Lo ideal para las tímidas es tener un culo que pase desapercibido.

Con respecto a lo que dice Oyana, (lo de tener que elegir entre cara y culo llegados a cierta edad), en ocasiones todo queda en manos de la genética por mucho Pilates o aerobic que os empeñemos en sufrir. ¡Qué horror!

Más claro, agua dijo...

Breuil, qué suerte tiene la genética, que todos los culos quedan en sus manos... :-)