10 mayo 2011

Microrrelato Express #95



Concentrado y lleno de ira, no podía dejar de disparar a diestro y siniestro. Su chica, a su lado, esperaba que consiguiera aquel enorme peluche.

11 comentarios:

SARABEL dijo...

ah...........bueno............si solo era eso............jajajajjaja

yo pensaba que teniamos a un asesino en serie.........en este microrelato...........ajajajjaajajajj

Anónimo dijo...

Soñaba con un peluche desde que sucumbió, hace años, al abrazo melifluo de la Cruzcampo. Ahora, en pleno delirio alcohólico, con los ojos rojos, el aliento agrio y sintiendo las pulsaciones de las venas que circundan la frente, sueña con acariar el pelo del peluche.

Merce dijo...

Y el peluche? Nadie piensa en el pobre peluche? Qué incertidumbre, qué miedo, sin saber con quién y dónde acabará...

Hostal mi loli dijo...

Que susto¡¡ por Dios.Besos a ti y al peluche.

ana dijo...

El peluche era Diestro?? O era Siniestro? Mira que pudiéndose llamar Winnie the Pooh, había escogido un nombre raro...

Besines :)

Rick dijo...

A ver si el enorme peluche se va a cabrear y al final le regala el tirador a su pelucha...

Food and Drugs dijo...

De nada le sirvió al peluche levantar los brazos

Spaski dijo...

Pense que iba a disparar tambien a la novia jajaja Muy sutil ;-)

Más claro, agua dijo...

Mari Luz, nunca te fíes de las apriencias... ;-)))

Anónimo (¿Jarra?), o peluche o Cruzcampo, pero nunca mezclar... ;-)))

Merce, gajes del oficio... :-)

Más claro, agua dijo...

Loli, de eso se trataba :-) Besos grandes!

Ana, el nombre de Winnie ya estaba patentado... :-) Besines!

Rick, por amor, cualquier cosa... ;-)

Más claro, agua dijo...

Food, más le habría servido salir por patas... ;-)

Spaski, no lo sabemos... Quizás, desesperado por no conseguir el peluche... ;-)