15 diciembre 2017

#BEERNES 49 - CÍRCULO PERFECTO



Un minicuento es un círculo perfecto con un diámetro de unas cuantas palabras (Josef Müller)

#1
Érase de una vez…
Ese es el título del primer libro de microrrelatos de Ana Vidal, autora madrileña afincada en las islas Canarias.
#2
La semana pasada, revolviendo por las mesas de una librería de Lisboa, me topé con un libro de microrrelatos titulado “Contos ínfimos”, también de Ana Vidal. El libro acababa de publicarse hacía dos días y no tenía noticia de su existencia en castellano. La solapa del libro me aclaró la confusión: Ana Vidal también es una escritora lisboeta afincada en Sintra, ese “Glorioso Edén”, según palabras de Lord Byron.
Ambas Anas comparten género literario y huso horario, eso que vulgarmente se conoce como “…Una hora menos en…” Ambas Anas, también, son amigas mías en Facebook.
#3
Muchos de los microrrelatos del libro de la Ana Vidal portuguesa se sustentan en el diálogo (más abajo te incluyo un par de ejemplos)
#4
En Facebook triunfan los “Diálogos mínimos” de Juan Bas.
#5
Juan Bas es de Bilbao, como un servidor, que también cultiva el género y publica  microrrelatos.
#6
Para cerrar el círculo, sólo falta que quedemos los cuatro un día para comer. Aunque sea en Facebook.





01 diciembre 2017

#BEERNES 48 - HISTORIAS MANGA



Dedicado a Carmen Moreno

Para una colección infantil / juvenil que acaba de crear una editorial amiga, me piden un cuento para publicar. Miro a mi alrededor buscando inspiración y lo más infantil / juvenil que encuentro son mis libros de “Historias del Humor”, que han sobrevivido a todas mis mudanzas.

Recuerdo que la vecina del cuarto tiene un hijo en edad infantil / juvenil que puede servirme de ayuda. Cuando llamo al timbre de su puerta, es él mismo quien abre, seguramente desoyendo las órdenes de su madre de que pregunte antes de abrir o, más seguramente,  de que no abra bajo ningún concepto si ella no está en casa.

Sea lo que fuere, no pierdo el tiempo y le pregunto sobre qué historias le gusta leer. Me mira raro, pero eso tampoco es ninguna novedad. Lo hace siempre. Conmigo y con el resto de vecinos. La edad infantil / juvenil es lo que tiene.

—“Las historias manga, evidentemente” —contesta muy seguro.

Evidentemente… Suena a “Que no te enteras de nada, tío”.

De camino a mi apartamento, le doy vueltas a la cabeza y, en vez de acudir a la Wikipedia para saber a qué demonios se refería el crío, craso error, pongo a mi imaginación a funcionar por su cuenta:

Puedo escribir sobre un joven que tiene la habitación toda desordenada o, como dicen las madres, “manga por hombro”.

También puedo escribir sobre un niño rebelde que, en vez de contestar con un simple “no”, se dedica a hacer cortes de manga a todo el mundo.

O quizás sobre un niño que quiere ser mago y siempre tiene escondido un as en la manga.

O, por qué no, sobre un adolescente que roba de manera compulsiva objetos de pequeño valor, por lo que no llega a cleptómano, se queda en mangante…

Algo me dice que ninguna de esas ideas es válida. Me quedan dos opciones: consultar la Wikipedia o llamar a la editorial y rechazar el encargo. ¿Cuál de las dos será menos infantil / juvenil?...

24 noviembre 2017

#BEERNES 47 - BLACK FRIDAY



Después de las cuatro semanas preceptivas, acudió al hospital a que le retiraran la escayola del brazo. Las radiografías indicaban que estaba perfectamente recuperado de la rotura del radio. Podía mover sin dolor la muñeca, pero el brazo era notablemente más delgado que el otro. Los médicos le tranquilizaron diciéndole que eso era algo normal, y que recuperaría la musculatura en poco tiempo sin necesidad de realizar ningún tipo de rehabilitación específica.

Esa noche, cuando volvió a coger el bolígrafo después de un mes de inactividad y retomó el argumento de su novela, lo primero que escribió fue el asesinato del personaje al que más cariño tenía. No sabía qué estaba pasando. Él no quería escribir lo que estaba escribiendo. Su mano, su brazo, su muñeca, se comportaban de manera autónoma. No podía dejar de escribir y de asesinar a personajes.

Y lo peor de todo era que su traumatólogo no volvía a pasar consulta hasta después del fin de semana…

17 noviembre 2017

#BEERNES 46 - CUENTOS DE HALLOWEEN



Hace unos días me propusieron escribir un cuento de terror en cuatro palabras. Y escribí:
Tu mamá me mima.
Hace unas semanas me pidieron, con un poco más de libertad en la extensión, otro cuento de terror para el especial Halloween de la revista editada en Buenos Aires “El Narratorio” que, sin tener nada que ver con el anterior, titulé "Madre".
El resultado ya está publicado. Concretamente, en la página 153. Y puedes leerlo pinchando AQUÍ.