10 septiembre 2012

Microrrelato Express # 128




Tras muchos años sin saber de él, se me apareció en sueños. Y seguía teniendo aquella mirada amenazante… Desde entonces, y para no volver a cruzármelo, duermo en una cama distinta…



4 comentarios:

Mariano Sanz Navarro dijo...

Muy bueno. Nunca encontrará la nueva cama.

Dyhego dijo...

Más Claro:
Eso, eso, que en mi cama entra quien a mí me da la gana.
Salu2.

Anónimo dijo...

Hay que querer saber, lógico. Es como si yo, mañana, no quisiera saber de la Cruzcampo. Dónde estoy. Por qué os habéis ido y me habéis dejado solo. Jarra.

Anónimo dijo...

Hay que estar más " a la vigilia"...
Deica d:D´