04 diciembre 2012

Microrrelato Express # 138


El psicólogo escolar me obligó a olvidarme para siempre de mi amigo imaginario. Treinta años después, éste todavía me lo sigue reprochando.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal vez, no le dijistes ADIÓS.
Así que, yo que tú, la próxima vez que te veas obligado a olvidarte de alguién, ficticio o real,DESPIDETE; es el protocolo a seguir. Así, ya sabrá a qué atenerse.
Por cierto, adiós.

Alojia.


SARABEL dijo...

Mira que olvidarse...del niño de tus ojos.....jajaajja

ahora.......todos tienen un amigo imaginario.... sobretodo los que van con el movil hablando.........jjajjaja

!siempre me queda la duda de si hablan con alguien o todo es fabula!jajajjajaj

Hostal mi loli dijo...


Un amigo imaginario es lo normal, lo raro sería tener dos o tres, ahí ya empezaría el problema jajjaaj Besos.

Más claro, agua dijo...

Gracias por el consejo, Paulo Coelho. Se lo haremos llegar al prota del microrrelato...

Mari Luz, pues seguro que de todo hay, como en botica ;-)

Loli, eso podría derivar en orgía imaginaria, que tampoco está mal... ;-)))

Gutiérrez Que Le Leo... dijo...

Porque nadie le pidió a tu amigo imaginario que se olvidara de ti...