06 julio 2015

Desmontando a San Fermín


¿Quién es el patrón de Pamplona? San Fermín, claro. Pues no, error: el patrón de Pamplona es San Saturnino.

¿Cuándo empiezan las fiestas de San Fermín? El 7 de julio, claro, lo dice la canción (“uno de enero, dos de febrero…”) Pues no, error: las fiestas empiezan hoy, día 6, a las doce del mediodía con el Chupinazo.

Estos navarricos es lo que tienen, que son unos cachondos.

Pero no terminan ahí las contradicciones de este evento universal, ni mucho menos. Según el manido estereotipo nacional, los navarros tienen fama de brutos. Y, sin embargo, ahí los tienes (“¡Viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!”), bilingües perdidos.

Las fiestas de San Fermín son las únicas del mundo en las que la gente no llega sino que sale de casa a las ocho de la mañana. Es la hora del encierro. Y llaman “encierro” a soltar por la calle a una manada de toros y vacas…

Lo que yo te diga: unos cachondos.

Al igual que la Feria de Abril de Sevilla la inventaron un vasco (Ybarra, como la mahonesa) y un catalán (Bocanegra, como el pirata), los encierros de San Fermín los inventó Curro Romero. Fue una de esas innumerables tardes aciagas que tenía el maestro, en las que sólo se arrimaba al morlaco si éste venía impreso en una fotografía en el programa de festejos. Apremiado por los gritos de la multitud de los tendidos de sol, que le amenazaban con meterle un bombo por salva sea la parte, se decidió a salir del burladero. El astifino, guiado por el claquear de las rodillas del maestro, se fue hacia él con la velocidad del que va a cobrar la extra de verano. A Curro le faltó tiempo para salir escopetado a las calles de Pamplona por la puerta de chiqueros. El público, lógicamente cabreado, no dudó en saltar de sus asientos y perseguir al de Camas para darle hasta en el carné de identidad. Y así se produjo la bella estampa de la carrera de un torero, diez mil aficionados y un Guardiola, una imagen que más adelante utilizaría como recurso habitual Benny Hill en sus gags.

Al año siguiente, Curro Romero ya no figuraba en los carteles. Lo más cerca que se le vio de Pamplona en esas fechas fue Algeciras. Sin embargo, los pamplonicas quisieron reproducir la anécdota y soltaron por las calles a todo lo que vistiera de negro y tuviera dos cuernos, alcalde incluido. La tradición, como es público y notorio, se mantiene hasta nuestros días. Lo que te digo: unos cachondos.

Por todo eso, yo nunca me pierdo las fiestas de Pamplona y corro todos los encierros. ¿Que no se lo creen? Fíjense en su televisor cualquiera de estos días a las ocho de la mañana. Me reconocerán porque voy vestido con zapatillas deportivas, pantalón y camiseta blancos, pañuelo rojo al cuello y un periódico en la mano.

“Pero si así van cientos de personas, so capullo…”

Cierto, pero yo soy el único que va haciendo el sudoku…

------------------------------------- 

NOTA: este texto se publicó originalmente el 6 de julio de 2006 en este blog. La única diferencia, nueve años después, es que ya no hago sudokus.

15 comentarios:

d:D´ dijo...

La historia vista desde el punto de la Iglesia y sus tergiversaciones reescritas
¿Cuánto darían por que les permitieran reescribirlas de nuevo y en un mundo analfabeto al que adoctrinar?
Así nacen los tópicos y para combatirlos nació la antropología y asociados.
De entre los astados los del alcalde son los que más anacrónicos me resultan. Por ser el primer representante debe dar ejemplo. De lo que se come se cría o eso dicen los traumatólogos.
Breludos

Más claro, agua dijo...

He ahí el pueblo llano que interpreta los festivos religiosos a su manera. Y en San Fermín se emborracha, y en Navidad se emborracha, y en Semana Santa se va a la playa. Amén.

d:D´ dijo...

Sí, qué cosas pasan, verdad.
Ahora, todo eso está de moda. Se disfrazan en Navidad y en Carnaval; en la playa por Semana Santa con capirotes del bote; en la ópera con pajarita. Las señoras, delante del espejo, para salir a la calle...Los niños en el cole para una fiesta. Los curas cuando misan. Los jueces cuando imparten. Los ciclistas, los montañeros, etc.
[Esos festivos que les imponían ganaban adeptos y estómagos agradecidos. Ya es hora de que la sociedad civil se haga cargo del asunto sin patrones, patronos. Ni Saturnales ni Saturninos, ni Saturios si usted me apura :))´]
Así sea.

Más claro, agua dijo...

Apenas queda una hora para el Chupinazo... Vete enfriando el csva con naranja, que nos quedan siete días por delante y muchos toros corriendo por detrás... ¡Viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!

d:D´ dijo...

¡¡Eso!!, de gorra, qué viva y no muy lejos
Y luego los de Sanse, para agosto.
[¿Trabajando eh?...días de toros y corridas. Me refiero a las carreras por la calle de la Estafeta]

Más claro, agua dijo...

Ya se sabe que donde esté una buena corrida...

d:D´ dijo...

:)))´
Efectivamente

Dyhego dijo...

¡Viva San Fermín!

Más claro, agua dijo...

¡Viva!

Anónimo dijo...

El cachondo eres tú xD, yo que soy pamplonica de siempre me he querido escapar de estos brutos unos días a Andalucía!

Más claro, agua dijo...

Pues bienvenido al Sur. Espero que te hayas traído un jersey por si por las noches refresca... ;-D

Pilar Gil dijo...

Tú se que eres un pamplonica...jajajajaja
me ha encantado ;-)

Más claro, agua dijo...

Mira que me han llamado cosas, pero pamplonica... ;-)))

Ning Jie dijo...

Lo de Curro, va a ser que así fue, jajajaja. Genial!
Buenas fiestas!

Más claro, agua dijo...

¡Igualmente!