02 octubre 2015

Microrrelato Express #202


“En la otra orilla no se vive tan bien”, presumía repetidamente a voz en grito. Hasta que vio cómo empezaban a construir un puente.


10 comentarios:

d:D´ dijo...

"Quién mucho habla algo esconde" (y por lo tanto *yerra) y no por mucho repetirse algo será distinto el lugar de residencia; a veces no sabemos dónde estamos y profetizar en tierra propia es no reconocer lo que se tiene. Erramos al pensar que cualquier otro lugar es mejor que el propio, todos son iguales. Pero muchas veces un llamamiento de los beneficios de éste conduce a la búsqueda, por otros, del que ocupamos. Llegados a ese punto puede ser interesante, incuso puede haber lugar para todos. ¿Un asunto extrapolable al carácter migratorio de las personas? Muy humano.

Unir ambas está bien, pero cambiar de acera a estas horas de la mañana es muy duro :)))´

[*Nunca sabes dónde se producirá la próxima guerra o crisis y entonces habrá que ver si la orilla que ocupamos era la buena]

Tu micro, como siempre o casi, tiene ese carácter contradictorio, oximórico, como el árbol :)))´, pero no por ello menos importante. Una contradicción que hace que a estas horas te lea con la rapidez que se puede leer y con la calma para comentarlo. A veces son aforísticos muy existencialistas y críticos; con pulpa de Friedrich: "La orilla ha muerto, el polo se derrite; vivo en un mar de dudas"...como el chico de tu foto.

Un abrazo d:´

Más claro, agua dijo...

Pedazo de reseña del microrrelato te acaba de salir. Y a estas horas…

Muchas gracias por tus palabras. Un abrazo, genio.

Dyhego dijo...

Seguro que los de aquí quieren cruzar allí y los de allí aquí...

Más claro, agua dijo...

Seguro que usan el puente para darse de leches entre unos y otros...

L. N.J. dijo...

A veces, no se entiende nada de nada:


https://youtu.be/rAxunXql5fM

Más claro, agua dijo...

A veces, hasta es incluso mejor no entender nada... ;-)

Tracy dijo...

¡Qué fuerte!

Más claro, agua dijo...

;-)

Mark de Zabaleta dijo...

Suele pasar...hasta que tenemos que reconocer nuestros errores....

Saludos

Más claro, agua dijo...

Cierto. Reconocer nuestros errores es más complicado que hacer un puente con nuestras propias manos...