20 enero 2016

De la política y sus anquilosadas maneras


4 comentarios:

Paco ElPirataKojo dijo...

No es el primer bebé en el congreso...

Dyhego dijo...

¿Se trata de un político en la pañales?
¿De un político cunero?
¿De un político neonato?
¿De un político inocente?

Anita Noire dijo...

Bah. Un numero, tenía a la ecuatoriana esperando fuera para que se llevara al niño a casa, que es donde debía estar pudiendo estar tranquilo. Ya quisiera yo disponer de la guardería del congreso, o de una interna en casa...y no digo más que me caliento.

Anónimo dijo...

Parafraseando al primero...
No es el primero que bebe en el congreso
:|´