15 febrero 2007

Desembarco en ARCO

Comienza ARCO, la feria internacional donde puedes ver a gente discutiendo durante horas sobre si un cuadro está colgado del derecho o del revés. Son los expertos en arte…

También se les reconoce porque son los que, al hablar de un cuadro, utilizan las palabras más largas: “se trata de una megaconceptualización de la sobrexposición al universo fotovoltaico de las ilusiones más paradigmáticas del existencialismo maquiavélico del autor”. Vale, que está al revés, ¿no?...

Será por celebrar la inauguración de una nueva edición de ARCO… Será porque no les llega la sangre al cerebro con normalidad… No lo sabemos… El caso es que un pueblo del sur de China ha decidido pintar de verde una montaña para ahorrarse el reforestarla… Bien pensado… Y cuando llegue el verano, que pinten de azul el suelo de un aparcamiento y así ya sólo tienen que gastar en un trampolín… El pueblo se llama Fumin… y, hombre, lo que se dice fumin… algo fuman, seguro…

Dicen las autoridades que la decisión se tomó siguiendo las reglas del “feng shui”, que no es comida china en mal estado sino la sabiduría popular que dice cómo deben disponerse lo objetos en las casas y en el jardín. Un poco como el Iñaki de Bricomanía pero con los ojos estirados... No obstante, viendo el resultado final, yo no descarto que las autoridades, además de darle al “fumin”, le peguen también al “anis…akis”.

¿Se imaginan que todos los chinos hicieran lo mismo? Pides en un restaurante chino un rollito de primavera y el camarero te dibuja una flor en la servilleta de papel, la hace un canuto y te dice sonriendo: “Mmmm… ¡Yatá!… tlescientos eulos”. Y tú: “¿Tlescientos?... ¿Dónde ha quedado la filosofía del Todo a Cien?”. “Vuelta de esquina, local comelcial, mi plimo Feng Shui”.

La prensa provincial parece que no ha acogido el proyecto con excesivo entusiasmo, llegando a calificarlo de “inútil y feo”. Un poco como el Iñaki de Bricomanía… perdón, que me lío… Incluso un experto en arte chino se atrevió a sugerir que la montaña estaba al revés…

Menos mal que la edición de este año de ARCO está dedicada a Corea en vez de a China, porque estos descerebrados eran capaces de traerse la montaña… Y algún descerebrado de aquí, de comprarla…

6 comentarios:

Landahlauts dijo...

Para que veas:
Decía aquello de "Están locos estos romanos". Pues ya, no son sólo los romanos los locos.

¡¡78 páginas, que me troncho!!!
(querías escaparte, ¡¡listo!!)

La niña que riega albahaca dijo...

Vaya, me ha dejado atónica esta invención de los chinos,
me uno al comentario de landahlauts


Un saludo desde tierras leonesas

Más claro, agua dijo...

Landa: ¿qué culpa tiene uno de leer poesía? ;-)

Mañana os arrepentiréis de haberme liado en esto del meme. No sabéis lo que es capaz uno de tener en su mesita de noche...

Niña: ya sosteníamos algunos qu8e eso de tener los ojos rasgados les hacía ver la realidad de una manera... digamos diferente... :-)

Landahlauts dijo...

Has cumplido tu palabra... me has sorprendido.
:)

eleanor dijo...

llegué un poco tarde a comentar en este post, pero como especialista en arte no le puedo escapar.
Con el tema de la montaña, es mi opinión que se lo podría encuadrar dentro del ámbito de las instalaciones, es, por supuesto un site-specific; desde el punto de vista artístico podríamos decir que es la cristalización de los deseos postmodernos de la sociedad de transmutar la realidad en una (ir)realidad plástica que esconda sus verdaderas falencias éticas.

jajaa, chiste! chiste!

besos!

Más claro, agua dijo...

Eleanor tiene razón: la cerveza bien fría entra de escándalo :-)