09 noviembre 2007

Los peligros de la dieta mediterránea


Un fulano de León ha estado a punto de morir tras ingerir una seta venenosa. A saber a qué está acostumbrado este hombre a comer en su casa para que se lance a la calle a probar cosas venenosas.

Los hechos transcurrieron durante la celebración de una feria micológica. El sujeto en cuestión visitaba la feria en compañía de unos amigos en “evidente estado de embriaguez” según cuentan las crónicas locales. Y como de una feria micológica se trataba, el fulano aplicó la lógica de los monos y se jactó de que aquel cartel que indicaba “seta venenosa” sólo decía la verdad en el sustantivo. Y para demostrarlo le pegó un mordisco…

Sus amigos, a pesar de la embriaguez, trataron por todos los medios de que depusiera en su actitud:

“Tío, eres mi mejor amigo, te quiero un taco, pero escupe esa porquería, coño”
“No tenéis ni pajolera idea de comida mediterránea, trae ‘pacá’ y dejadme tranquilo”

Y le pegó otro mordisco… Acto seguido, empezó a hincharse y a ponerse amarillo. Tanto, que parecía una pelota de tenis gigante de esas que venden en el Roland Garros. Con decirte que apareció Rafa Nadal y le firmó un autógrafo en la rabadilla…

Los amigos, preocupados por el cariz de los acontecimientos, decidieron pedir ayuda urgente:

“Tío, tenemos que llevarlo a un hospital, llama al médico de familia”
“Al médico de familia, no, que ya quitaron la serie, mejor al Doctor House”…

Y allí que se fueron. La doctora Chase localizó a House y le expuso el caso:

“House, ha ingresado un paciente con síntomas de envenenamiento”
“No os bastaba con hacerle la ficha de entrada, ¿eh?”
“¡Está borracho y se ha comido una Amanita Faloides!”
“¿A-manita Falo-ides? ¿ese no es el nombre en latín de la masturbación?”

Después de descargar su dosis de sarcasmo, después de administrarle al paciente un cargamento de antibióticos de amplio espectro, después de descartar el Lupus, después de descartar el Síndrome de Munchausen, después de todo eso, el doctor House estuvo en disposición de dar su diagnóstico diferencial:

“Lo que le pasa a este tío es que es rematadamente tonto”.

9 comentarios:

Luna Carmesi dijo...

Jajaja!
Me encanta que metas a la tribu de House por aki...descartando el Lupus, pòr supuesto!!!

¿La noticia es cierta?
...Joer...Entonces el ultimo diagnostico tambien lo es!!

Besos. Buen finde.

Más claro, agua dijo...

La noticia es cierta, por increíble que parezca.

Besos y buen finde para ti también ;-)

Mateo dijo...

Ese hombre no tenía ningún derecho a meterle un bocao a la casa de David el Gnomo. ¿Qué pensarán nuestros hijos?

Más claro, agua dijo...

"casa", "pegar un bocao"... Nuestros hijos pensarán que fue Paco el Pocero...

Merce dijo...

Que ganitas me han entrado de unas setas a la plancha, pero primero les preguntaré si son venenosas....

Me he reido mucho mucho con de A-manita-falo-ides....genial..

Mateo dijo...

Es que seguro que Paco el Pocero es para nosotros lo que un Troll es para un Gnomo. Ayer vi en Cuatro cómo la Burocracia le pegaba bocaos a las casas de mucha gente. Un hombre dijo algo, síntesis creo: "Me quieren echar de mi casa y voy a acabar loco por el veneno de la especulación y porque no hay diálogo".

Más claro, agua dijo...

Sí, merce, pregunta primero, no sea que tengas un lío con las faloides :-)

Algo de troll sí que tiene, mateo. Con el incoveniente de que no pertenece al mágico mundo de la ficción...

vero dijo...

El tio no era de León, era de Albacete.
Si fuera de León, lo habriamos tirado al Bernesga por gi......

Más claro, agua dijo...

Entonces, me equivoqué, vero. Lo siento.

En todo caso, aunque el chimpancé se vista de seda...