15 noviembre 2007

Muchas parejas tienen altibajos


Lo ha dicho la infanta Cristina a propósito de la separación (o como quieran llamarlo, allá ustedes con sus circunloquios) de su hermana: “muchas parejas tienen altibajos”. ¿Quién mejor que ella para afirmarlo, que tiene un marido de dos metros de altura y cuatro enanos que no le llegan más que a la cintura?

Este comentario, el de los altibajos, pasa automáticamente a engrosar la colección de frases lapidarias de nuestros más ilustres prebostes y se une a las ya famosas “¡¿por qué no te callas?!” y “cese temporal de la convivencia matrimonial”. ¡Vaya semana!... Lo de esta familia es que no tiene precio. Bueno, sí que lo tiene: 3.000 euros, concretamente. Que te lo confirmen, si no, los de El Jueves… Así que mejor que cambiemos de tema... Y de familia…

Altibajos, rozando el infarto, también producen las modelos de Victoria, la que tiene un secreto (Victoria’s Secret para los que no entiendan de idiomas ni de lencería). Acaban de recibir una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, lo que en la práctica quiere decir que les han puesto una baldosa en el suelo con su nombre. Es la diferencia con España. Aquí, a cualquier desgarramanzanas le ponemos una calle a su nombre. Allí, una baldosa. ¡La de méritos que tendrán que hacer hasta conseguir la calle entera!... Ahora me explico por qué todas se llaman “Cuarta Avenida”, “Quinta Avenida”…

Más altibajos: los sufridos por los pasajeros del avión con destino a México que fueron devueltos al aeropuerto de Madrid a causa de la trifulca que montó a bordo el cantante Melendi. Algunos de ellos hablan de “estado de embriaguez del cantante” mientras que otros lo definen como “cese temporal de la consciencia racional”. Hay también algún que otro pasajero que dice que esto pasa “hasta en las mejores familias” y, adelantándose al dictamen del juez, deposita 3.000 euros en el mostrador de Atención al Cliente del aeropuerto. Por su parte, el cantante pide excusas públicamente a través de un comunicado y se defiende alegando “miedo a volar”… Sí, parece que él sólo confía en la compañía aérea JBeria…

Y, por último, aunque sólo sea por una cuestión de solidaridad, no podemos dejar de referirnos a los altibajos que están sufriendo los catalanes, más concretamente los barceloneses, a cuenta de los problemas de RENFE. Cuando parecía que ya se veía la luz al final del túnel (qué bien traído, ¿eh?) de los Cercanías, ahora son los transportes franceses los que se ponen en huelga y suprimen el Talgo Montpellier-Barcelona y los Trenhotel Paris-Barcelona y Zurich/Milán-Barcelona. Si, como decía Unamuno, “el nacionalismo se cura viajando”, a los catalanes les queda Carod Rovira para rato….

Querida infanta: muchas parejas tienen altibajos, queda demostrado; pero sólo las de su familia se libran de la hipoteca…

8 comentarios:

Merce dijo...

Ah, ¿pero tampoco pagan hipoteca?...Jo tioooo, que fuerte...

Luna Carmesi dijo...

Pues pagar hipoteca une mucho... fijate, los dos trabajando para llegar a final de mes y luego viene el cachete del banco, es todo un objetivo común...
¿En que trabajan ellos dos?
Oooops... no contestes a la pregunta!
;-)

Rufus T. Firefly dijo...

Pues yo creo que no deberían permitirles separarse, que en la Constitución no dice anda, y aquí en Chachilandia... digo España, nadie se mueve, ni dice, ni padece si en la Constitución no se les explica con pelos y señales (¡que viene Grisom, encerrad a vuestras hijas merecederas!) como se lleva a cabo. Así que de separación nada, a lo sumo no sé, camas separadas siempre que se apruebe su estatuto de convivencia mediante mayoria reforzada y el necesario referendum en tierras con derecho de pernada.

Mateo dijo...

¿Cómo que pertenece a su vida privada? Coño pues su boda se hizo pública, tuvimos que pagar los comensale sy encima a los que tratamos de colarnos... Pues eso, a ver si llega ya la 3.ª, que será la nuestra.

Más claro, agua dijo...

Ya te digo, merce... :-)

Luna, tú me quieres buscar la ruina... En cuanto ahorre 3.000 euros te contesto ;-)

Rufus, yo me conformaría con que devolviesen el dinero de la boda a las arcas del Estado...

Mateo, me remito a mi comentario anterior: o sea, que estoy de acuerdo conmigo mismo (que no es poco :-)

Antonio Piera. Madrid. dijo...

Saludos de nuevo, gran jefe. Feliz por haberte leído de nuevo y por ir recuperando paso a paso el pulso diario. Joder, qué fácil es dejarlo y cuánto cuesta volver. (¿No era al revés?) Un abrazo

Ful el Blogcazas dijo...

Me parece bien que cesen temporalmente en su convivencia como pareja sujeta a derechos y deberes inherentes a la figura legal de la unión matrimonial (así es como hay que decir ahora que una pareja ha terminado. Es más ya que se consideran una pareja normal, que Marichalar se quede con los derechos de sucesión a la corona y ella el estudio en Benidorm, y al paso que van los hijos, que la custodia se la quede la Guardia Civil.

Más claro, agua dijo...

En todo caso, antonio, seguimos on the road ;-)

Ful, eres un 'torrente' de buenas ideas :-)