26 mayo 2008

Postales desde Tánger


Abdul, el conductor del autobús turístico, nos recibió con el saludo 'surfer' (puño en alto y pulgar y meñique extendidos). Pura amabilidad. No se inmutó cuando una familia de camellos invadió la carretera y tuvo que frenar bruscamente. La amabilidad se le acabó cuando, al final de la tarde, quiso estrangular al matrimonio de alemanes que no dejaban de tocar unos timbales pequeños que habían adquirido a media mañana en la kashba...


TOP - MOTO: Dícese del negocio del top manta cuando va sobre ruedas...



En el barco de vuelta no nos quedo más remedio que incumplir las normas: los timbales pequeños salieron despedidos por estribor...

14 comentarios:

perdidaenlaciudad dijo...

Qué mal vivimos...!!! Espero que continúes enviando estas postales para que podamos tomarnos unas cañas a tu salud! Qué tal la cerveza de Tánger?

Bsos!

Merce dijo...

Si llego a saber que ibas a pasar tan cerca de los camellos te hubiese encargado que les saludaras de mi parte...cachis!!!!!

Luna Carmesi dijo...

Lanzar a los alemanes hubiera sido excesivo...

:-P

Más claro, agua dijo...

Perdida, en Tánger es difícil encontrar cerveza ya que, en teoría, los musulmanes no beben alcohol. En todo caso, si tienes suerte, te dan la "Flag", que hace añorar cualquier marca del territorio patrio ;-)

Merce, los camellos no tenían pinta de querer mucha conversación... ;-)

Luna, excesivo, no sé, pero sí de justicia ;-)

Uno dijo...

El texto en árabe del cartel me recuerda a un cocodrilo visualmente. No hubiese estado mal que los timbales al agua y los alemanes al cocodrilo :-)


Saludos... y bienrevuelto a casa.

Breuil dijo...

Uy, Sr. Cruz, no sé... no sé si me atrevería a cruzar el "azucaque" sabiendo que es difícil o imposible encontrar allá el bendito refresco espumoso. Prefiero ver la costa africana desde la Cueva del Moro con una rubia en la mano (cerveza, claro).
Quedan ustedes invitados.

Más claro, agua dijo...

Uno, tendrías que ver la señal de "stop": ¡son unos piragüistas! :-)

Breuil, ¡me apunto a lo de la rubia! (y a la cerveza, claro :-) Pena que no hayamos podido coincidir. La próxima será y estaré encantado de conocer la Cueva del Moro ;-)

Sometimes Inviting Eyes dijo...

Pobres alemanes... lo mismo ensayaban el chiqui-chiqui, ah, no, que ha resultado ser un fracaso... pues no sé, lo que sí sé es que tus dos últimos posts dan mucha envidia cochina ;)

Ana dijo...

Yo no sé si estoy muy extremista últimamente o qué, pero yo sí que hubiera tirado a los alemanes. Vos sabés el bien que le hubieras hecho a la humanidad? Esa gente vuelve a Alemania y sigue meta ruidito y tucu-tucu-tucu! (o como suene)

Los pasos que no doy dijo...

Lo del TOP MOTO como lo vea algún avispao...

Landahlauts dijo...

jajajaja

Veo que has disfrutado.

El "Abdul" de un autobús en que me monté la última vez que estuve por allí, tardó 7 horas en hacer 200 kms., llevaba una cazadora de piel que "le protegía" del sol que entraba en el mes de Julio en Marruecos y llevaba un vaso de café que (cada pocos kilómetros) reponía en cualquier bar de la ruta.
Un punto mi Abdul.

Más claro, agua dijo...

Sometimes, si te sirve de consuelo para aliviar esa envidia te confesaré que los alemanes nos produjeron un intenso dolor de cabeza ;-)

Ana, tienes razón, pero seguramente me encontraría con una denuncia de Greenpeace por contaminar el mar... ;-)

Los pasos, tranqui, he registrado la idea (a ver si de esta nos forramos ;-)

Landa, yo creo que lo llevan en la sangre :-)

LOLA GRACIA dijo...

Genial esos viajes por lugares menos asépticos y temáticos.

Más claro, agua dijo...

La verdad, Lola, no soy mucho de Marina D'or, no :-)