25 septiembre 2008

Rouco Varela ataca la memoria histórica por trasladar la Guerra Civil a los jóvenes


16 comentarios:

Pedro de Paz dijo...

Estoy hasta los mismos del manido argumento de "no ganamos nada con que las nuevas generaciones desentierren el pasado". Se equivocan. Lo que se está desenterrando, lo que se pone de manifiesto, no es el pasado. Es la indignidad cometida frente a miles de españoles a los que se trató de hacer desaparecer de nuestra memoria de una forma, las más de las veces, abominable y monstruosa. Y eso, a algunos, parece dolerles bastante. ¿Quizá por su más que probable implicación en los execrables hechos?

Abrazos,
Pedro de Paz

Marta Arrufat dijo...

El señor Rouco teme que se diga algo que le pueda perjudicar? Si no es así, no lo entiendo.

oyana dijo...

Absolutamente de acuerdo con el señor de Paz.
Solamente verle el careto al señor Roucco Varela me dan ganas de vomitar.
Los jóvenes tienen nuy poca idea de lo que pasó en la dictadura. Deberían enseñárselo puesto que se trata de historia contemporánea.
Un abrazo

diariodeunamujersola dijo...

simple...creo yo...la iglesia es el paradigma de la ignorancia...ojo -que yo creo en dios,a veces-... pero desde luego las religiones...son las escuelas de la sumision..del perdon condicionado...del irrespeto...ocultar y solapar...sus materias estrellas....la manipulacion con miedo su estrategia magistral....por tanto como osan estos jovenes indiscretos e insolentes...descubrir la enfermiza verdad.....
besitos cielo

Más claro, agua dijo...

Totalmente de acuerdo, amigo Pedro. La cultura, el saber, es lo que nos hace libres. Para algunos es mejor que sigamos aborregados bajo los designios de un ser no aguantó más de seis días seguidos trabajando y que dejó embarazada a la esposa de un carpintero... Con su pan consagrado se lo coman...

En cuanto a su implicación, Pedro y Marta, nada de nada. Y en todo caso, Dios les perdonó sobre la marcha, faltaría más...

Oyana, Rouco no es culpable de su careto. Pero sí de su interior. Y eso sí que da ganas de vomitar...

Diario, para ellos sólo hay una Verdad Verdadera. Y no la tiene Yoigo, precisamente...

Abstemio dijo...

¿Ciegos y paralíticos? ¿Una división del general Onán? ¿Onán al mando? ¿Qué nos han contado?

Más claro, agua dijo...

Pues sí, abstemio, por ahí van los tiros... ;-) Por no hablar del Fuego Eterno...

Ana dijo...

No tengo el ¿gusto? de conocer al señor... ¿me pierdo de mucho?

Luna Carmesi dijo...

Siempre tropezando con la misma cruz...

grrrrrrrrrrrr

Ken dijo...

"se te caera la pilila a cachos", te faltó decir

Food and Drugs dijo...

Opino que los curas no deberían meterse en política, ni los políticos a paleontologos.
Hoy en día quien no conoce las atrocidades de la guerra civil es por desinteres o por connivencia con la versión aceptada en su círculo de relaciones.
Está bien saber donde están los muertos y recordar su causa, pero desenterrar a uan leyenda, a un genio universal como García Lorca, comido de los gusanos, solo para echárselo en cara a Ánsar...

Canicula dijo...

Con la iglesia hemos topado, Sancho...

Uno dijo...

Pues para ser gente, los curas, que no les gusta hablar del pasado llevan mucho tiempo contando la historia de un tal Jesús. No sólo eso, sino que quieren que todo el mundo se la sepa y aprenda todo lo que sufrio y lo mal que lo paso.

A sus santos y beatos se les investiga y evalúa antes de darles tal consideración. No es que yo diga que entre los "rojos" muertos deba haber mártires para el consumo religioso (se merecen más respeto que eso), pero al menos que puedan ser identificados y localizar sus tumbas.

Saludos

Más claro, agua dijo...

Ana, juzga sólo por la foto y tendrás la respuesta exacta... ;-)

Luna, a dios rogando y con la cruz dándonos...

Ken, eso también, por supuesto :-)

Food, no se trata de eso: es simplemente que todas las familias puedan enterrar a sus muertos en paz...

Canícula, por enésima vez, que no será la última, me temo...

Eso es, uno. No se trata de beatificar a ningún rojo (que, por otro lado, maldita falta que le hace, ya ves) sino que los que no ascendieron a los cielos porque se quedaron enterrados en una cuneta, puedan por fin tener un descanso en paz donde decidan sus familiares.

Landahlauts dijo...

Il Monsignore Rouco debería de estar más relajado que para eso le han renovado los acuerdos económicos del Concordato y van a poder seguir recibiendo una buena pasta de los Presupuetos Generales del Estado.

Claro que, aquí también se cumple el refrán: "Quién alimenta perro ajeno, pierde el pan... y pierde el perro".

Más claro, agua dijo...

En todo caso, amigo Landa, y siguiendo con la sabiduría popular: "Ladran, luego cabalgamos" ;-)