01 septiembre 2008

Postales de Agosto (1)


A lo largo de los últimos veranos, el que suscribe ha visitado infinidad de chiringuitos de playa. De algunos, incluso, ha salido a una hora razonable… Pero nunca había encontrado uno tan raro como éste. ¡Qué no harían los clientes ahí dentro para que tuvieran que poner el cartel!…

“Prohibido entrar sin camiseta”: tendría que ser digno de ver la aglomeración de caballeros en la entrada del local quitándose sus elegantes polos y camisas de marca y calzándose una camiseta raída con publicidad de “Pinturas Rubio” o “Talleres Motorluxe”…

“Y sentar a los niños en la barra”: ¿Qué mal causa un niño sentado en la barra? ¿Acaso puede ser confundido con una ración de calamares? ¿No habíamos quedado que los niños hacen lo que ven hacer a sus padres? ¿Qué pasa si el niño va con su camiseta reglamentaria?...

Y, por último, ¿qué hace “Sanidad” firmando el cartel? ¿Quién es “Sanidad”? ¿Patrocina camisetas? ¿Tiene hijos en edad de sentarlos en la barra?...

Demasiadas preguntas sin respuesta para un día como hoy, que tanto cuesta acordarse de la clave de usuario del ordenador. Si usted está leyendo esto es que ya lo ha conseguido. Enhorabuena y muchas gracias por volver a visitarnos.

11 comentarios:

diariodeunamujersola dijo...

buenos dias...mascla...cuanto se te ha echado de menos...por estos mundos...y sobre el tema...seguramente el propietrario cansado de que los clientes se burlasen de su autoridad....tuvoque recurrir a falsificar la firma de esa señora a la que seguramente culpe de su extrema descicion.....
te mando muchos muchos besitos

Marta Arrufat dijo...

Holaaaaaaaaaaaa!! como vas querido amigo? Yo , tal y como estoy hoy sería capaz de confundir a un niño por una ración de calamares! je je. Ya estamos again al ataquerrr! Un abrazo!

Uno dijo...

Bien-revuelto seas.
Tú lo que buscabas chiringuitos VIP donde no dejasen entrar a tu cuñado. Seguro que el no llevar los pechos al aire y la palabra sanidad le echaban para atras.

Saludos

P.D. A mi me queda una semanita de vacaciones pero para no daros envidias no estoy disfrutando mucho. Hasta tengo ganas de volver al trabajo.

Luna Carmesi dijo...

Tú tambien con postales!!!
:-P

Igual resulta que uno de los negocios del chiringuito era el 'alquiler' de camisetas para entrar!

;-)
besos de bienvenida!

Merce dijo...

Bienvenido a la rutina de septiembre...con cuesta incluida...

Más claro, agua dijo...

Diario, me alegro de verte de nuevo por aquí... Besitos

Hola, Marta, a mí hoy me pasa lo mismo. Es más, creo que ya me comido hoy a más de un niño... ;-)

Uno, una vez más, me has pillado! ;-)

Luna, no lo descarto, ¿pero lo de los niños en la barra?... Besos.

Merce, esto es más bien la ru(t)ina de septiembre... Y sí que cuesta, sí -)

oyana dijo...

Tus post me han hecho reir. Y me hacía falta.
Yo también me quedo, si no te importa.
Un abrazo

Breuil dijo...

Ya era hora.... ¡qué vacaciones ni vacacionas! El trabajo dignifica....
Mire, en confianza Sr. Cruz, se le echaba de menos. El mes de agosto no ha sido lo mismo sin usted, aunque llegué a sentir cierta simpatía por su becario... pero no es lo mismo. Yo, mientras usted vacacionaba, he estado hibernando.. ¿o se decía veraneando? Bueno, da igual.... Bienvenido a su casa de usté :P

Food and Drugs dijo...

No cabe duda de que la Sanidad para este hombre del chiringuito es el gran coco y la autoridad más todopoderosa del mundo mundial.
M'alegro de encontarte de nuevo por aquí.
Saludos

Landahlauts dijo...

Yo nunca llevo camiseta. Bueno, algunas veces, en invierno... pero de tirantes. Es que uno va teniendo ya unos años.

Tampoco podría haber entrado ahí... lo malo es que me habría quedado fuera con tu cuñado.

Saludos!!!

Más claro, agua dijo...

Oyana, encantando de recbirte, en la barra hay sitio, pídete lo que quieras. Un abrazo.

Breuil, el trabajo dignifica, vale, pero yo sigo empeñado en cambiar mi dignidad por una tumbona... Yo también os he echado de menos. Haciendo chistes en el chiringuito sentía como si os estuviera engañando con otra... ;-)

Food, lo único que sé es que la Sanidad esa es una agarrada porque, en todo el tiempo que estuve allí no se pagó ni una caña...

Landa, con camiseta de tirantes ibas a hacer juego con mi cuñado. Con la confusión, lo mismo tenía suerte y podía irme de cañas contigo en vez de con él... ;-)