14 noviembre 2008

Negras navidades blancas


Ayer recibí la primera postal navideña del año... Sí, sí, ayer. “Claro”, pensé, “en los tiempos que corren todo el mundo felicita la Navidad por correo electrónico o por mensajitos al móvil y Correos se ha relajado… Para cuatro postales que tenía que haber enviado, lo han ido dejando y…” ¡Pero once meses de relax!... Ni que fueran Marc Ostartevic…

Pero no, no se trataba de una dejación de funciones por parte del personal del servicio postal… Era mi cuñado felicitándome las próximas navidades y deseándome “que todos tus sueños se cumplan en 2009”. Si eso fuera mínimamente factible, el imbécil de él tendría de plazo hasta el uno de enero antes de verse arrastrado a las inmisericordes llamas del averno disfrazado de inocente querubín…

Por lo que se ve, mi cuñado, que se pasa el día leyendo los periódicos que roba en los bares, se ha alarmado con los resultados de una encuesta de la empresa Deloitte que concluye que este año los españoles nos gastaremos un 4,3% menos que el año pasado en las compras de Navidad. Y él, en su lógica particular, ha deducido que si es el primero en felicitar a todo el mundo, más probabilidades tendrá de no quedarse sin regalo. Llámenme pesado y digan que me repito mucho, vale, pero es que es tonto, coño, es tonto…

Lo más curioso de la encuesta es que, del recorte de gastos que parece que vamos a hacer estas navidades, la mayor partida es precisamente la dedicada a los regalos. Ni en comidas ni en cachondeos varios: en regalos. Tanto es así que Santa Claus y los Reyes Magos ya se han puesto de acuerdo en formalizar una UTE (en castellano, Unión Temporal de Empresas) para ahorrar gastos. Y para evitar discusiones, han decidido que harán todo su trabajo durante la noche del 31 de diciembre. Al día siguiente, con la resaca, a ver quién es el listo que se da cuenta de que esa corbata tan bien envuelta es la que lleva usando todo el año… O de que el bote de fragancia tan exclusivo está por la mitad…

La cosa pinta mal, sí. Por poner un ejemplo, los renos de Papá Noel, a la vista de que van a engrosar las listas del paro en breve, ya han solicitado formar parte del museo de animales disecados de Juan Antonio Roca. Los camellos de los Reyes, por su parte… No, los camellos tendrán trabajo, seguro…

Pero que no cunda el pánico. No todo van a ser malas noticias. A pesar de lo negro que pinta el futuro próximo, estamos, junto con Irlanda y Reino Unido, en la cabeza del ranking de países europeos que más gastará en Navidad. Se confirma, por tanto, que somos un país de tradiciones consolidadas: hacemos todo lo que está en nuestras manos para poder quejarnos con motivos de sobra de la cuesta de enero.

28 comentarios:

Flipo en octarino dijo...

Qué le vas a regalar a tu cuñao? (jejejejeje)

Más claro, agua dijo...

Flipo, seguramente una corbata con el nudo de la soga ya hecho... ;-)

Anabel dijo...

Por favor, yo me pido adoptar a Rudolf...ese reno encantador de nariz colorada y nombre gay, debe tener mejor destino.

Regalos familiares...uuufff...no quiero ni pensarlo...esta navidad nos juntamos toda la familia en la bella ciudad hispalense...en fin...me encanta la navidad!

Más claro, agua dijo...

Vale, Anabel, Rudolf para ti. ¿No quieres, por el mismo precio, a mi cuñado? También se le pone la nariz roja.... Y los ojos, y las mejillas, y camina a cuatro patas... ;-)

¿En la bella ciudad hispalense? Pues avísame, mujer... (no hace falta que me traigas ningún regalo ;-)

Marta Arrufat dijo...

Nada de carabineros ni ostras, volvamos al gambón congelado y a las almejas de vivero. Yo no me muero, es más si me ponen un plato de tortilla de patata y una birrita cantaré igual vllancicos. Qué c..! Y esto lo digo en serio, salud para todos, salud.

Mientras... dijo...

PUes yo recortaré también los gastos en regalos, que este año me toca apechugar solita con ellos. Creo que no van a llevar el empaquetado especial de El Corte Ingles, sino la bolsa blanca de plástico de los chinos. Y a ver qué compro, porque ya todos tienen plasma y encima de él no hay espacio para figuritas luminosas made in China.

Merce dijo...

El mejor regalo que le puedes hacer a tu cuñado es, un beso y un abrazo, por lo del espíritu navideño, más que nada... ;-)

Anabel dijo...

jajajaja!!!!descuida, cuando vaya te lo haré saber...;-D

Después de la campaña de marketing hacia tu cuñado...ni en 2x1 lo vas a conseguir vender!!!!Sin embargo podemos hacer un trueque...por que yo tengo una prima que es una auténtica joyita!!!!!;-)...de esas güenas, güenas, güenas...

Más claro, agua dijo...

Marta, lo de la birrita, la tortilla y los villancicos es más divertido en agosto, en pleno chiringuito. Te lo recomiendo :-)

Mientras, para el plasma, en vez de figuritas, pegatinas -)

Merce, lo haré si tú me financias luego la antirrábica... ;-)

Anabel, ¿y si les organizamos una cita a ciegas en, pongamos, Papúa Guinea? :-)

Ana dijo...

Este año, a tirar del congelado,¡¡que digo!!, del ULTRAcongelado.
Regalos,los justos,que no esta elhornopabollos!

A tu cuñao,le puedes regalar una hucha,a ver se pilla...

Besos

p.s
Te envio mis deseos de feliz navida,no vaya a quedarme sin regalo,jajaja

alaluzdeunaluciernagaazul dijo...

Ay Dios, q bueno filosofia la d tu cuñado!!!!! xD
jejejejejejeje

Mñana mismo empiezo yo cno las mias, no voy a ser una perezosa!!!!!!!!

:)


un salud

Más claro, agua dijo...

Ana, tendrás tu regalo: te envuelvo a mi cuñado y ¿dónde te lo mando?... :-) Besos

Alaluz, "filosofía" y "mi cuñado" son dos términos incompatibles. Lo suyo es puro instinto animal ;-)

PAKI dijo...

cuñaooo...quieres que te lleve una silla para el???
En navidades hay que gastar porque sino no hay navidades, las lamentaciones vienen después, a mi la cuesta de enero del año pasado me duro hasta mayo que se le va a hacer??

Más claro, agua dijo...

No, paki, no me mandes silla. Mejor te mando yo a mi cuñado y lo echas como comida para los gorrinos... ;-)

Besos y seguid disfrutando de la luna y los baños ;-)

Ana dijo...

YO creo que acá vamos a estar más o menos igual.

De todos modos no me preocupa: tengo la excusa perfecta para no regalarle nada a los que no soporto.

Es más, estoy pensando en decirles a todos que mejor no nos juntemos, así no andamos gastando en cenas carísimas. Y luego irme sola a Cancún.

PD: Qué le vas a regalar a tu cuñado?

Más claro, agua dijo...

Ana, la pregunta no es QUÉ le voy a regalar a mi cuñado, sino A QUIÉN voy a regalar a mi cuñado... :-)

P.D.: Si hay sitio en Cancún, me apunto ;-)

Florencia Iglesias dijo...

Vale, nadie quiere a tu cuñado: mandámelo a mí, que tengo encendido el bobero. Soy presa fácil de misioneros de greenpeace, testigos de jehová, encuestadores de cuanta empresa de telefonía ande suelta y carmelitas descalzas. Bueno, estas últimas no, que no he visto una en mi vida. Feliz navidad y besos bobos, bobísimos.

Más claro, agua dijo...

Florencia, te aprecio demasiado como para hacerte semejante putada. No, no te mando a mi cuñado. Mándame tú el bobero y yo hago que se lo trague :-)

Besos.

Sielitolindo dijo...

Jope con tu cuñao...jejeje! que todavia no está puesto ni cortilandia...

A mi los reyes no me traen ná, como soy republicana...

Un besote trianero

Vane

Más claro, agua dijo...

Vane, es que el cerebro de mi cuñado es cortilandia en sí mismo :-)

A mí con los reyes me pasa lo mismo: sólo me traen alegrías en el mus :-)

Un besote nervionense ;-)

Food and Drugs dijo...

Para intimar con cuñados y demás parentela las Navidades son las fechas por antonomasia.
A llevarlo con resignación...
;-)

Más claro, agua dijo...

Food, ni te imaginas las ganas que tengo de que llegue enero ;-)

oyana dijo...

¿Pero cómo se te ocurre citar a Marc Ostartevic? Me has dejado pasmada de risa...
Bueno, me he reído también con (o de) tu cuñado. Yo creo que deberíamos dejar de regalarnos chorradas en Navidad y gastarnos los eurillos de los regalos en viajes y/o comidas con la gente que de verdad queremos. Si no hay pasta, podemos hacer las comidas en casa y que cada uno traiga un plato y una bebida (Si no puede las dos cosas, elegir siempre la bebida), porque, lo importante, en Navidad y siempre, es difrutar de pequeñas cosas en comañía de las personas que quieres.
Anda, invita a tu cuñado a algo, que, en el fondo, te cae bien....(se nota)

Más claro, agua dijo...

Oyana, no puedo estar más de acuerdo contigo salvo en lo de mi cuñado. Se nota que no lo has sufrido. ¿Quieres que te lo mande una temporadita?... :-)

En cuanto a la fiesta, yo llevo la cerveza y el Ron de Motril ;-)

Uno dijo...

Yo para que no me afecte la crisis seguiré una bonita tradición que comencé hace varios años, no hacer ningún regalo por "navidas" y pasa todo posible de la misma.

A tu cuñado regale una NintendoDS con el juego DrinkTraining seguro que lo tienes entretenido unos buenos meses.

Saludos

Más claro, agua dijo...

Uno, mi cuñado, como Drink-Training, utiliza mi mueble bar, no te digo más... ;-)

0balas! dijo...

Provecho con tu Navidad! Justo ayer entre a un supermercado a ver si encontraba un libro que estaba buscando! Me dirigo a la parte donde siempre han estado los libros y en eso...pufff...todo era blanco, verde y rojo! ¿Que paso? Pero nisiquiera estamos en diciembre y ya nos bombardean con todo lo navideño! xD







Suerte man!

Más claro, agua dijo...

Obalas, ¡y encima robándole el espacio a los libros! Muy sintomático, ¿no te parece? -)