14 noviembre 2014

Microrrelato Express #176


Su ebook tenía poca memoria: olvidaba los finales.


7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Sin epílogo...hummmm?

Desconocer como acaba el mundo es el mejor epílogo que nos ha podido pasar; ahí donde todo se desconecta...

[Esos cacharros con alzheimer, cada vez más humanos :))´ ]

Agradezco su anterior defensa, no tiene precio. Te debo una cerveza...o dos

Anónimo dijo...

Sin garantía, cómo nosotros mismos
Reclamen al maestro armero
Buenfinde :]´

Dyhego dijo...

¡Qué raro! Para almacenar dinero siempre hay sitio...
Salu2, Masclaro.

Más claro, agua dijo...

Anónimo, todo sea por tomarnos unas cervezas a gusto entre todos ;-)

Dyhego, claro: el dinero se inventó para pagar letras... ;-)

Juan L. Trujillo dijo...

Me sumo a esa cerveza, pagando yo una ronda, por ser el culpable del desaguisado. Seguro que ese día estaba "modorro" y no alcancé a calibrar las palabras.
Un abrazo sincero para ti y para Anónimo.

Más claro, agua dijo...

Juan L., no hay problema. Brindemos! ;-)

Enrique Tarragó Freixes dijo...

Parece una broma ... pero no lo es.