21 septiembre 2007

Donostia es un festival de cine

Se celebra estos días la quincuagésimo quinta (en castellano, la 55) edición del Festival de Cine de Donostia. Donostia…Habría que haber visto el carácter que se gastaba San Sebastián para merecer ese mote… No debía ser tan santo, ¿no?...

Para quien le haya pillado la LOGSE estudiando y no lo tenga todavía ubicado, San Sebastián es el barrio más bonito de Bilbao. Esta es una información ofrecida por gentileza de la Oficina de Turismo de Bilbao. Lo aclaramos por si se enfada alguien de Donostia y me quiere dar un apodo en toda la cara…

Pero no, no creo que se vayan a enfadar los donostiarras. Alguien que bautiza a su playa con el nombre de un personaje de Forges tiene que tener un gran sentido del humor. Lo mismo que alguien que es capaz de darle el premio del Festival a un director argentino y decirle “hala, y ahora vete a tu país y explica que has ganado una concha de oro”…

En Donosti se nota enseguida que empieza el Festival porque lo primero que ponen es la alfombra roja. Ese símbolo universal del glamour es para mí un trauma infantil… La primera vez que fui a Donosti (tenía yo cinco añitos) y vi aquella alfombra desparramada por el suelo pensé que habían atropellado a Miliki… ¡Qué disgusto!... Después de aquello, cuando la muerte de Chanquete, ¿se acuerdan?, pues yo, nada, como quien oye llover… ¿Que Marco no encontraba a su madre?: yo, impasible el ademán… Quién le iba a decir a mi padre que se gastaría cuatro mil pesetas de las de entonces en un libro sobre el autismo…

Después de la alfombra roja, lo siguiente que aparece en un festival de cine son los críticos. Se dedican a escribir pestes sobre una película y luego van a verla para comprobar si han acertado. Eso sí, entre película y película, se ponen morados a pintxos: Paul Auster, doce pintxos; David Cronenberg, doce pintxos; Wayne Wang, doce pintxos… Es la versión gastronómica de la canción de Tata Golosa…

Y, por último, llegan las estrellas… Las estrellas se dividen en dos grupos: americanas y buenos actores. Por ejemplo: Adrian Brody y Elsa Pataky… Vale, esta teoría tiene lagunas, tendré que pensarlo más despacio… Este año está previsto que pisoteen a Miliki (perdón, es el trauma) dos americanos. Uno es Richard Gere, que es un señor que cuando le salieron las canas se hizo budista… o viceversa, ahora no me acuerdo. La otra es Demi Moore, una mujer que, durante un tiempo, nos hizo ver con buenos ojos al Ejército. Luego, las aguas volvieron a su cauce. Sí, definitivamente, seguimos prefiriendo el striptease…

5 comentarios:

Sintagma in Blue dijo...

Jajajaja... genial!

besos

Más claro, agua dijo...

Gracias, sintagma ;-)

Luna Carmesi dijo...

Je!
Gracias por la información.
Firmado: 'Producto de la LOGSE'

Posdata: Por cierto... la gala de ayer en la 2, un poco plomo ¿no?

Más claro, agua dijo...

Las galas siempre son un plomo. Cayetana Guillén Cuervo siempre es un plomo presentando galas.

Como no esperaba mucho, ni lo vi. Invertí ese tiempo en tomarme unas cañas :-)

Ful el Blogcazas dijo...

La primera vez que fui a Donosti (tenía yo cinco añitos) y vi aquella alfombra desparramada por el suelo pensé que habían atropellado a Miliki

jjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaaaaaa