10 abril 2008

Personas humanas (I)

LOS BEBÉS (si bebes, no conduzcas)

Hay una cosa que no entiendo: la gente se alegra por tener un bebé pero no muestra la misma efusividad por tener una lavadora. Y eso que la lavadora viene con instrucciones…

También nos hace más ilusión tener un bebé que un coche nuevo. Esto lo entiendo. Porque tú, como padre orgulloso, plantas en el coche la pegatina “BEBE A BORDO” y como las mayúsculas no llevan tilde parece que vas provocando a la Guardia Civil: Bebe a bordo… Y cuando te paran y te ven la cara de felicidad de padre primerizo, lo único que piensan es que vas hasta las trancas de anís y de la multa que te cascan sólo te quedan ganas de hacerte la vasectomía…

Al final va a ser que los bebés son como el anís: al principio, ¡qué MONO! Pero luego ves que no puedes salir al cine ni a cenar porque tienes que estar pendiente de él, y es como si tuvieras puestas LAS CADENAS… Así que no te queda más remedio que contratar a una canguro: llámese Mary Poppins o MARIE BRIZARD…

LOS PRIMEROS AÑOS (mala leche, cacao, avellanas y azúcar)

Si quieres saber dónde encontrar un martillo, busca a tu hijo pequeño.

Si no quieres limpiar los cristales de las ventanas, no se lo quites…

Nadie se explica cómo siendo tan bajitos tienen tanta mala leche. Salvo los seguidores de Jiménez Losantos, claro…

Y es que los críos siempre hacen lo contrario a lo que se les ordena:

El “Pórtate bien” significa meter tu colección de posavasos por la ranura del DVD.

El “Con las cosas de comer no se juega” significa tener atascado el váter al menos durante una semana.

Y el “Dale un beso a la tita” quiere decir “ahora salgo corriendo, me tropiezo, me caigo, me rompo la crisma y no empiezo a llorar hasta que llegue mi madre por mucho que tarde”.

Si toda su mala leche la concentraran en crecer, ahora Pau Gasol sólo triunfaría como bombero torero…

LA PRIMERA COMUNIÓN (la primera…, en la boca)

Si eres niño, te encanta que te vistan de marinero… aunque vivas en Madrid. Si eres niña, te encanta que te vistan de pastel de merengue… O de feria del automóvil: llena de volantes… ¿Y por qué? Porque acto seguido te van a llenar de regalos. La de tiempo que ahorraríamos si celebráramos la primera comunión directamente en el Toys’r’us.

¿Y las fotos? Siempre salimos con las palmas de las manos unidas, como si nos hubiesen regalado un bote de superglue y lo hubiéramos estrenado antes de tiempo…

También es muy típico que nos regalen un reloj. Nuestro primer reloj... Y cada tres minutos estamos diciendo en voz alta la hora que es… Con el tiempo, nunca mejor dicho, esto nos aburre… y llegamos a casa dos horas más tarde de lo que nos había ordenado nuestro padre.

Y nos cae en la boca… la segunda comunión…

10 comentarios:

Merce dijo...

niños..............que puedo decir, agotadores totalmente, dictadores, pero son tan monos.......cuando duermen....

que disfrute usted el fin de feria........

Más claro, agua dijo...

En ello estoy, merce :-) ¡Y sin niños! :-)

Uno dijo...

A veces dudo si los niños son hijos de los que sonríen con sus padres o son hijos del caos y la entropía.

Los padres en ocasiones también merecen ser recomulgados... lo digo por eso padres que educan a sus niños para hacer numeritos delante de los conocidos tal como perros de circo o focas de acuario.

Saludos

P.D. Hoy el antispam quedó gracioso . "aloop" reza... así que hasta la vuelta.

Señorita X dijo...

Siempre que te visito veo el enlace de Buenafuente que tienes en la barra derecha, y me acuerdo de sus inicios en TV3. No digo que ahora sea peor, ni mucho menos!! Pero si que ha tenido que readaptarse ya en dos ocasiones (cuando empezó en A3 y luego LaSexta) y eso se nota, quieras que no. También me acuerdo de su primera actuación televisiva "en castellano", en la que media Cataluña (o más!!) contenía la respiración, cruzando los dedos para que al resto también les pareciera un tipo ingenioso. Aquél primer intento (una gala televisiva, creo) no terminó de convencer a quienes ya le conocíamos. Pero fue una falsa imagen. Sólo necesitó rodearse de gente con quien encontrarse cómodo para empezar en A3 y volvió a ser nuestro Andreu. Pero a veces se echa de menos escuchar un típico "escoltiii", valga la redundancia. Vaya perorata he "soltau", amigo.

P.S.: No compré zapatos.

Luna Carmesi dijo...

Interesante esta 'serie', me la imprimo para ponerla junto a los estudios de Darwin!!!

Hmmm.... El motivo es que tu cuñado quiera ser padre???
jiji

Me encanta como se expresan en latinoamerica...
'Si toma no maneje'...
Puede tener geniales lecturas!!
Buen finde semana!
:-)

Mesalina dijo...

Genial.
El párrafo de los bebés lo has "clavao". Sólo hay algo peor que tu propio beb´-hijo... un sobrino (del querido "cuñao").
Enhorabuena por el texto. Queremos segunda parte.

sherpa dijo...

Y por supuesto aquellas kodak-comunión que hicieron furor.
Que ahora serán mp3,mp4 y dentro de poco mpX

urodonal dijo...

¿Cómo era aquello? De pequeños te los comerías y de grandes lamentas no habértelos comido.

Sintagma in Blue dijo...

De verdad que creo que eres el bloggero más bueno de toda la Red. Me encanta tu humor.

Más claro, agua dijo...

Uno, hay padres que ni recomulgándolos... ;-)

Señorita X, pertenezco a la secta BFN desde que dio el salto nacional. Ójala hubiera tenido una TV3 a mano para poder disfrutarlo desde el principio...

Luna, el día que mi cuñado quiera ser padre me verás en las páginas de sucesos (acusado de homicidio) o en las candidaturas a Premio Nobel de la Paz (por hacer justicia social ;-)

Mesalina, si tiene que haber un sobrino, que se parezca a la madre, ¡por favor! :-)

Sherpa, también las kodak, también (¡cuántos carretes desperdiciados hasta dominar el arte del enfoque! :-)

Urodonal: en todo caso, una indigestión :-)

Sintagma: me falta Red para expandirme de gusto con tu piropo. Muchas gracias ;-)