18 octubre 2011

Una crisis cocinada a fuego lento



12 comentarios:

Anita Noire dijo...

Lo tuyo es de una claridad meridiana que asusta

Hostal mi loli dijo...

Yo esos mangos se los metería por el culo a los banqueros,pero tenían que tener pinchos para joderlos una pequeña parte de lo que joden ellos al prójimo. Besos.

SARABEL dijo...

jajajajaja

yo nunca me fie de sus regalitos.....

Anónimo dijo...

El mango del tirador de la Cruzcampo; eso es poder. (A. Jarraquemada).

W Ph Fogg dijo...

Nos regalaron sartenes y luego nos quitaron el dinero para no poder comprar filetes que freir en ellas..
las mias estan a estrenar..

Bellaluna dijo...

A mí me han cortado el gas...

Dyhego dijo...

A ver si les salpica el aceite hirviendo...
Saludos, Más Claro.

Mato Grosso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Food and Drugs dijo...

¿Será por eso que los bancos ya nos tienen fritos?
;-)

Más claro, agua dijo...

Anita, porque el mundo me ha hecho así... ;-)

Loli, por la otra parte duele más sin necesidad de pinchos... ;-) Besos!

Mari Luz, y bien que hiciste ;-)

Más claro, agua dijo...

Jarra, el serpentín es la mayoría absoluta de la cerveza :-)

Fogg, lo mismo querían que jugáramos con ellas al pádel... ;-)

Bellaluna, a falta de gas, siempre puedes pegar fuego a la sucursal... ;-)

Más claro, agua dijo...

Dyhego, hirviendo y ya usado, a poder ser ;-)

Food, quemados, nos tienen quemados ;-)))