04 enero 2008

La familia es sagrada


Hay que ver la que han liado los obispos con la concentración en defensa de la familia… Más de un millón de personas, según las cuentas divinas, y doscientas mil según las cuentas terrenales, se dieron cita el pasado fin de semana en Madrid para reivindicar los derechos de la familia tradicional (sic). Es como si Paquirrín se encarga del pregón del Día del Libro…

Pero ¿qué entienden los obispos por “familia tradicional”? ¿la del portal de Belén? Veamos… Un padre cornudo, una madre con una sospechosa afición por la avicultura y un hijo que, en cuanto sale de casa, la lía. Y para terminar de rematarlo, en el salón comedor, una mula y un buey...

Hombre, bien pensado, quién no tiene un hijo que sale con sus amigos, llega a las tantas, se encierra en su habitación y no resucita hasta los tres días… Y en lo que a animales se refiere, cuando viene a cenar a casa mi cuñado también come como una mula y se comporta como un buey…

En todo caso, yo estoy convencido de que los obispos organizaron todo aquel espectáculo para no pasar la nochevieja solos. Estaban todos allí, con sus sotanas limpias, sentaditos en el escenario de lo más formales mirando al público como esperando a que alguien dijera: “mira qué majo el obispo de Toledo, lo bien que luciría al lado de la abuela durante las uvas… No hace falta que me lo envuelva, me lo llevo puesto”.

Incluso hubo uno, un tal Kiko Argüello que, puestos a hacer méritos, sacó una guitarra e, imitando a su primo Kiko Veneno, se puso a cantar villancicos: “He comido pavo, he comido pavo…”

Las acusaciones de los obispos iban dirigidas, sorpréndanse, hacia el Partido Socialista, dinamitero de los pilares básicos de la familia tradicional… Eso es que no han profundizado… Si los obispos tuvieran familia, aunque fuera tradicional, sabrían que el principal enemigo de ésta no es el PSOE sino la combinación de Navidad y cava. Ya me gustaría a mí ver a Rouco Varela lidiando con un cuñado en la cena de Nochebuena… O recibiendo una corbata pasada de moda de regalo del amigo invisible… O perdiendo todos los billetes de diez euros jugando al cinquillo con un suegro experto en hacer trampas… A ver lo que le duraban a él las ganas de mantener relaciones con semejante rebaño de gañanes…

En definitiva, si los obispos tuvieran familia, aunque fuera tradicional, otro gallo nos cantaría en la Misa del Ídem…

7 comentarios:

Merce dijo...

Como se nota que has estado de vacaciones, no te has enterado que ya no hay ni mula ni buey en la familia belenistica, que nos han desmontado el belén, que ahora son de Nazareth, más información en mi rincón...

¿A dónde vamos a llegar?...esto es el fin, o el principio, o yo que sé, me parece que estoy sufriendo una indigestión mental...sí es que tanta navidad no puede ser buena...

Más claro, agua dijo...

O sea, que si ya no hay ni mula ni buey, ¿puedo dejar de sufrir a mi cuñado en Nochebuena?

Es el mejor regalo que me podían hacer los Tres de Oriente...

Mesalina dijo...

Señor Cruz, sele olvida que las monjas están casadas con dios, ¡uy! perdón, quería decir, "Dios".
Aunque, ahora que lo pienso.... ¿eso no es poligamia por parte del altísimo?. Que me lo explique el Kiko ese del pavo.
Saludos

Uno dijo...

¿Y por qué defienden los obispos la familia tradicional? Vale que es la que a ellos les interesa para su marketing, pero acaso, ¿este modelo de familia es el bueno?

La cantidad de matrimonios que hay "de por vida", atados el uno al otro, que mucho más que un sacramento es una condena.

Eso sí, tiene una ventaja, en este tipo de contratos, los maltratadores de género (de uno y otro, ya sea física o psicologicamente) tiene pasatiempo para rato... y con la bendición del dios de los obispos.

Ays, no sigo porque me indignan y cabrean estos anacronismos.

Ya podían irse todo esto clerigos a hacer el camino de Santiago (desde San Petersburgo) o a predicar a Kenia.

Enhorabuena por tu texto.
Buen año.

Saludos

Luna Carmesi dijo...

Mejor que no tomen ejemplo de algunas actividades de sus colegas los obispos yankis...

Buena foto!! Asi recordaremos el templo antes de que el AVE pase a 4 metros de sus cimientos.

Buen retorno!!
:D

mundos dijo...

De la iglesia no se puede esperar nada bueno....

Más claro, agua dijo...

Mesalina, es lo que técnicamente se llama "un contradios" :-)

Uno, por mí que hagan el camino de Santiago de Chile, que está más lejos, y sólo de ida :-)

Luna, un ave ya formó un lío muy gordo en Belén... Este AVE puee ser la puntilla :-)

Mundos, la iglesia no da, sólo recibe... :-)